Del eBook a las ficciones por chat: la literatura se adapta a los nuevos hábitos de lectura

  • Martes 4 jul 2017 >
  • por Equipo de Tendencias Digitales
  • 558 0

Desde hace unas décadas, más específicamente desde que Internet se popularizó  y entró en la casa de todos, comenzaron a escucharse voces casi apocalípticas denunciando que las personas ya no serían lo que eran, que se convertiría en seres alienados, asociales, que los jóvenes ya no harían deportes, no tendrían novias, amigos ni sexo.

Entre tanto vaticinio también anunciaban que sería el fin de la literatura. La gente –aseguraban- ya no leería más. Esto no sucedió: la gente sigue leyendo (y, por suerte, también haciendo deportes, teniendo amigos, novias y sexo).

Lo que Internet sí cambió en algunos casos fue la forma en la que leemos: las TIC, las redes sociales y las plataformas de mensajería instantánea como WhatsApp modificaron nuestras formas de comunicarnos a través de una escritura breve y directa.

“La lectura profunda que antes solía darse en forma natural se convirtió en un esfuerzo. La web suministra material de pensamiento, pero también moldea nuestro proceso de pensar”, asegura el ensayista estadounidense Nicholas Carr, autor del artículo “Is Google making us stupid?”, publicado en la revista The Atlantic.

Carr plantea que mientras, hace unos años, nos sumergíamos con facilidad en libros, “comiéndonos” páginas y páginas durante horas; ahora sólo aguantamos unos pocos párrafos: rápidamente nos desconcentramos, nos inquietamos y buscamos otra cosa que hacer.

En este contexto, a la literatura no le quedó más opción que adaptarse a los nuevos hábitos de lectura. Primero con los eBooks hasta llegar a aplicaciones móviles, como Hooked, que ofrecen historias de ficción construidas en forma de diálogo y que no superan las mil palabras.

La plataforma tiene la forma de cualquier otra herramienta de mensajería instantánea y se autodefine como “ficción para la generación Snapchat”.

Still alive

Por supuesto, todavía hay personas –y las continuará habiendo, de eso estamos convencidos- a las que les gusta leer “a la antigua”. Novelas, cuentos, poesías siguen y seguirán atrapando a miles de lectores en todo el mundo.

Esto explica por qué el mercado de los eBooks (al que muchos vienen dando por muerto) sigue creciendo. Al menos así lo informaron en Digital World 2017, un evento que se realizó en Nueva York y que se considera de lo más importante en la industria editorial.

Allí, se especificó que los consumidores gastaron el año pasado US$ 1200 millones, lo que equivale a 300 millones de unidades. Según Amazon, la librería digital más grande del mundo, las ventas de libros digitales crecieron un 4% respecto a 2015.

La supuesta ¿guerra? entre eBooks y libros impresos también parece haber terminado (si es que alguna vez existió) y las ventas de formatos en papel también crecieron. Pero, ¿saben dónde? Sí, señores, en las ventas online.

Microsoft y Samsung se suman al mercado

La industria del eBook crece, pero tímidamente. Y aunque sigue sin explotar, muchos ven grandes posibilidades en ella. Tal es el caso de Microsoft que hace unos meses sumó una sección exclusiva para la venta de libros digitales al Windows 10 Creators Update.

Una vez comprado el libro, se puede leer directamente en Microsoft Edge, sin descargar ninguna app ni servicio extra. Está disponible para PC, tablets y otros dispositivos móviles con Windows 10.

 

ebooks

Otra de las grandes empresas tecnológicas que anda coqueteando con el mundo de la lectura digital es Samsung. La empresa coreana desarrolló hace un tiempo el Back Book, un formato que queda a mitad de camino entre el libro impreso y el digital.

La idea original fue mantener la esencia del papel, su olor, su formato, su textura, su “encanto”, pero con la posibilidad de descargar los contenidos en un smartphone. Acá te dejamos un  video para que veas con tus propios ojos de qué se trata:

 



Escribio la nota:

Equipo de Tendencias Digitales

Somos el equipo de producción de contenidos de Tendencias Digitales, el primer blog corporativo de una empresa de servicios públicos en la Argentina. Desde 2007 analizando tecnología, empresa y sociedad en la era de los medios sociales. Hoy, integrado en Planeta Telefónica.
0
Dejá tu comentario
400 Caracteres máximo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Compartir