Diez cosas que ya no recordamos de Internet, pero que todos vivimos (o sufrimos)

  • Viernes 20 may 2016 >
  • por Equipo de Tendencias Digitales
  • 18155 1

Hoy, nos conectamos a Internet casi sin darnos cuenta, y prácticamente desde cualquier lado. Podría decirse que vivimos conectados sin ser demasiado conscientes de ello. Hacemos consultas en Google, nos comunicamos a través de Whatsapp, chequeamos mails desde el subte, vemos videos en el colectivo, subimos fotos a Facebook en las vacaciones y usamos aplicaciones para pedir una pizza a casa o comparar precios en el supermercado.

Y éste es un aspecto que no siempre hacemos consciente. Hoy, Internet y la conectividad digital de a poco se van pareciendo a la energía eléctrica. En esto: en que se han vuelto imperceptibles e imprescindibles a la vez. “Internet es como la electricidad“, decía la periodista y politóloga Natalia Zuazo en su blog, y no fue la única, seguramente. No podemos vivir sin luz. Y no podemos vivir sin Internet. Ya no.

Pero, sabemos, no siempre Internet fue tan omnipresente en nuestras vidas. Hasta hace apenas unos años –no tantos como parece- los que tenían la suerte de tener computadora e Internet en sus casas (considerado casi un lujo) se conectaban un rato al día (si era de noche, mucho mejor, porque la conexión era más rápida) y para cuestiones bien puntuales, todo con el fin de evitar carísimas facturas de teléfono.

Breve paréntesis. Si estás leyendo este post y naciste después de, más o menos, 1995, quizás no sepas esto: antes de la llegada del nuevo milenio no existía la banda ancha (no bajo su forma comercial y masiva al menos) y uno se conectaba a Internet mediante un sistema conocido como “dial-up“: usábamos la línea telefónica para conectarnos con nuestro ISP (Internet Service Provider, o proveedor de acceso a Internet) y así acceder a la Red -así, con mayúscula, como se le decía por entonces. Pero claro: eso equivalía a hacer una llamada por teléfono… con lo cual uno estaba sujeto a las generales de la ley. A más larga la llamada, más costo.

Fin del paréntesis. Como hace poco celebramos el Día de Internet y nos agarró la nostalgia (escuchar el sonido del dial up, un vicio),  decidimos recordar 10 cosas de Internet que todos vivimos y, claro, en ciertos casos también padecimos:

Dial up: En plena conversación telefónica con tu noviecito de la adolescencia, un sonido metálico, molesto e interminable te rompía los tímpanos y cortaba la comunicación. Era tu hermana menor que se estaba “metiendo” en Internet. Si bien todavía existe, este tipo de conexión prácticamente no se usa ya que la transmisión de datos no supera los 56 Kbps, lo que hace que la navegación sea extremadamente lenta… o más valdría decir imposible, con el tipo de páginas web, plataformas y plugins que existen hoy. Además, no es nada estable.

¿Tenés más de 25 años? Si andás por esa edad (más o menos) seguramente clickear en el video de abajo te va a traer muchos recuerdos.

 

-Descargas interminables: Ya dijimos que la conexión con dial up era muy lenta. Esto traía como consecuencia descargas eternas. Bajar un archivo adjunto, ¡y ni hablar de descargar una foto o música! Era una odisea que podía llevarnos horas, días… e incluso años, aunque no lo creas. Lo cierto es que esa bendita barrita azul parecía no completarse nunca. Fijate el ejemplo de la imagen, sacado estrictamente de la vida real (de aquellos tiempos).

descargas

-Salas de chat: Ni Tinder, ni Happn. En los años 90 la forma de conocer gente a través de Internet era mediante las salas de chat. Había algunas muy populares, como Latin Chat, pero la oferta era muy variada. Como no era necesario loguearte con tu nombre real, los apodos que los usuarios se inventaban eran muy creativos y no tenían desperdicio.

latinchat

 

AltaVista: Sí: había vida antes de Google. Y también buscadores. AltaVista era el más popular de todos. En 2003, fue comprado por Yahoo! pero fue dado de baja por esta empresa 10 años más tarde, exactamente el 8 de julio de 2013. Más tarde fue reemplazado por otros con mejores algoritmos.

altavista

 

Netscape: Fue el primer navegador comercial del mundo. Fue dejado de lado poco a poco por Internet Explorer (que a su vez, el mes pasado fue superado por primera vez en la historia por Chrome, el navegador de Google), y ya por aquellos tiempos venía preinstalado de fábrica en las computadoras. Seguramente, ésa fue una de las razones que explica su popularidad.

netscape

-Yahoo! Geocities: Era un servicio gratuito de web hosting que les permitía a los usuarios armar una suerte de páginas personales. Se seleccionaba un “barrio” de acuerdo al contenido de la página (por ejemplo, todo lo relacionado con tecnología iba a “Silicon Valley”). Otra opción para crear tu propia web era AngelFire.

geocitis

 

MySpace: Así como antes de Google hubo vida y se llamó AltaVista, antes de Facebook también, y se llamó MySpace. Podría decirse que fue la primera red social “prefacebookiana”, y nació unos cuantos años antes que la red de Mark Zuckerberg. Fue tan popular que en 2006 llegó a recibir más visitas que el mismísimo Google.

myspace

ICQ: Antepasado de Whatsapp, Messenger, Telegram y cualquier otro que te imagines, fue el mensajero por excelencia de principios del 2000. Su nombre viene de que al pronunciar en inglés las letras “ICQ”, lo que se escucha es “I seek you” (en castellano, “te busco”). Y cada vez  que te llegaba un mensaje te avisaba con un simpático (¿o molesto?) “oh oh!“. Si bien aún sigue vigente, quedó opacadísimo con el uso de otros servicios de mensajería instantánea. ¿Querés más nostalgia? Click abajo.

 

-Programas P2P: Lo que más se utilizaba para descargar música, archivos y películas en ese entonces eran este tipo de programas, entre los cuales los más populares eran el eMule, Ares y Kazaa. Las descargas podían durar días y venían acompañadas de varios virus. Y lo de P2P venía por la fórmula en inglés “peer to peer“, que significaba algo así como “par a par”, en el sentido de una red de pares, de iguales al mismo nivel.

emule-43

 

Fotologs: ¿Sabías que antes de Facebook también podías compartir fotos en la Red? Antes de la red social más popular del mundo, la moda era compartir tus fotos a un fotolog, que funcionaban (y a los mayores se lo explicaban como) “un blog de fotos”. En cada foto que se publicaba, se podía hacer un comentario y tus amigos también podían comentar.  Llegó a tener 20 millones de usuarios en el mundo y tribu propia en la Argentina (los floggers, ¿se acuerdan? Esos chicos liderados por Cumbio que usaban pantalones flúo, flequillo al costado y se reunían en la puerta del shopping Abasto). A principios de 2016, Fotolog bajó la persiana para siempre.

fotolog

Como se ve, pasaron muchos bytes bajo el puente de Internet. Hoy, la red de redes cambió, es más ágil, es móvil, está en todas partes, casi no la percibimos. Pero quizás por eso mismo está más presente que nunca en nuestras vidas.

Tanto, que al mirar hacia atrás nos genera nostalgia.

Foto: Creative Commons



Escribio la nota:

Equipo de Tendencias Digitales

Somos el equipo de producción de contenidos de Tendencias Digitales, el primer blog corporativo de una empresa de servicios públicos en la Argentina. Desde 2007 analizando tecnología, empresa y sociedad en la era de los medios sociales. Hoy, integrado en Planeta Telefónica.
1
Dejá tu comentario
400 Caracteres máximo

Un pensamiento sobre “Diez cosas que ya no recordamos de Internet, pero que todos vivimos (o sufrimos)”

  1. Pingback: Portal +Cerca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Compartir