El fin de los 140 caracteres, o el día en que Twitter se traicionó a sí mismo

  • Jueves 1 oct 2015 >
  • por Alejandro Marticorena
  • 5453 0

Twitter está cambiando. Cada vez más. Ahora bien: ¿Está adaptándose para sobrevivir en el ecosistema de los medios sociales, o está perdiendo su identidad?

A priori, responder “las dos cosas” sonaría cuando menos contradictorio. Porque en una “jungla” tan cruel como la de las redes sociales no se puede sobrevivir a costa de perder la identidad.

¿O sí?

Vayamos por partes.

Lo único permanente es el cambio

Desde julio de 2006, cuando se lanzó, y durante un buen tiempo, Twitter permitía no mucho más que enviar tuits de no más de 140 caracteres, incluyendo links, menciones a otros usuarios “arrobándolos” (o sea, colocando la arroba delante del nombre de usuario) y mensajes directos, siempre que ese usuario nos siguiera. Y no mucho más.

Pero desde hace un buen tiempo (más de un año y medio) Twitter viene introduciendo cambios diversos en su manera de funcionar y en la experiencia que le suministra a sus usuarios.

Muchas, las comentamos aquí en Tendencias Digitales. En abril del año pasado comentábamos, por ejemplo, que añadía varias facilidades en relación con la subida de imágenes en los tuits (etiquetar personas y formar “collages” de fotos, entre otras); quecambiaba la interfaz gráfica de su portada en la red hacia un modelo notoriamente parecido al de Facebook; que comenzaría apermitir los mensajes directos a no seguidores, y que comenzaría a testear un botón para efectuar compras directamente desde los tuits. Y, como si todo fuera poco, que incluiría una nueva funcionalidad para reproducir archivos de audio sin dejar eltimeline.

Ah, me olvidaba: también lanzó, en enero de 2013, una facilidad para incluir videos de hasta seis segundos en los tuits, lo cual fue posible tras la compra de Vine, esa app que permite publicar vídeos cortos en forma de loop.

Y otros cambios que, nobleza obliga, la red del pajarito azulanunció a fines del año pasado desde su blog oficial, todos a ejecutar durante este 2015 que ya entró a su último trimestre.

Tres de esos cambios generaron, seguramente, su ruido.

Uno: una información publicada por un medio online consignaba que Twitter había añadido, ya este año, la posibilidad de incrustar videos de hasta 30 segundos en los tuits (y editarlos antes de difundirlos).

Dos, que también sumaba el envío de mensajes a grupos cerrados de pocas personas. Ambas cosas las comentaron acá, y a eso le dimos nuestra propia óptica.

Y tres: Twitter también sumó la posibilidad de usar más caracteres que 140 para retuitear, una facilidad que seguramente amplió la posibilidad de añadir comentarios propios a los “RT”.

Era quizás no mucho más que una sensación. Pero fuerte: Twitter, opinábamos algunos, se comenzaba a desdibujar.

El borde del escándalo

Parecen ser tiempos de cambios simples pero significativos en el mundillo de las redes sociales.

El 15 de setiembre pasado se supo que Facebook está trabajando para incluir el botón “no me gusta”. Todo un hito.

A eso se le suma que hace pocos días se difundió que Twitter introducirá otro cambio. Muy significativo también, y que al igual que en el caso de Facebook se trataría de algo clave.

Pero, en lo personal, algo me dice que aquí estamos al borde del escándalo. ¿Por qué?

La magia de Twitter, al menos para los nostálgicos como quien suscribe y que conocimos a la red del pajarito desde casi su inicio, era la concisión, la brevedad, la frase corta pero con contenido, impacto e inteligencia. Un desafío al ingenio y a la creatividad, para transmitir a veces todo un concepto o idea en apenas 140 caracteres.

Bueno: ha estado circulando en Internet el rumor de que Twitter quizás “traicione” esa característica fundacional permitiendo que los tuits superen el límite de los 140 caracteres, lo cual (quizás) venga de la mano del cambio de CEO de esa red social: Dick Costolo por Jack Dorsey, uno de sus cofundadores, quien desde la partida de su antecesor ejerció el rol de Director Interino y sería nombrado CEO en forma definitiva.

De hecho, hay un antecedente cercano respecto de los famosos 140 caracteres. Hace apenas semanas, se supo que Twittereliminó aquel límite fundacional en los tuits para los mensajes directos, con lo que -en la práctica- se acercaría a una suerte de WhatsApp. Que, mirá qué casualidad, es propiedad de Facebook.

Una pregunta que ya nos hemos hecho otras veces en este blog: ¿Twitter sigue siendo Twitter? ¿Podría seguir siéndolo si, al parecer, su estrategia para sobrevivir en el ecosistema de las redes sociales es parecerse a Facebook? ¿Está logrando recuperarse de algunos problemas financieros que comentamos en su momento? ¿Logrará con estos cambios modificar su amesetado crecimiento de usuarios?

Un informe muy interesante que encontré aquí, hecho por mi compañera Paula Ravarino a partir de una encuesta a un centenar de personas, arroja algo de luz acerca de los motivos de ese estancamiento y que, seguramente, es quizás el tema principal que desvela a los responsables actuales de la red de los trinos y los retuits: por qué se estancó el crecimiento en la cantidad de usuarios en poco más de 300 millones, mientras que otras redes (FacebookInstagram y WhatsApp, por ejemplo) no paran de crecer. Y nótese, de paso, que las tres forman un mismo conglomerado empresario: el del amigo Mark Zuckerberg.

Twitter… ¿se muere?

Recuerdo que en abril de 2014 nos preguntábamos, en relación con los cambios que por entonces se conocían en Twitter, esto: “La pregunta del millón, en todo caso, es si Dick Costolo, CEO de Twitter, logrará esa transformación generando cambios que vuelven a la red social del pajarito más parecida a la de un competidor como Facebook, lo que por añadidura está produciendo el descontento de muchos de sus usuarios, en lugar de su adhesión“.

Como siempre pasa, sólo el tiempo dirá cuál será el resultado de estos cambios.

Lo único que espero es que el título “Twitter se muere”, ya publicado por la gente de Hipertextual, no se vuelva una realidad.

Uno no deja de ser un nostálgico.

Imagen: @habergibitv, distribuida con licencia CC0 1.0 Universal.

Más información

Mapa de redes y sitios sociales en 2015



Escribio la nota:

Alejandro Marticorena

Administrador de Planeta Telefónica y Editor de Tendencias Digitales
Hola. Trabajo en la Gerencia de Comunicaciones Externas de Telefónica de Argentina, soy administrador de Planeta Telefónica, y desde 2007 edito Tendencias Digitales, el primer blog corporativo de una empresa de servicios públicos en el país. En Planeta Telefónica hablamos de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones , innovación, y las tecnologías que moldearán la vida de las personas en un futuro inmediato. Además, comentamos las iniciativas comerciales e institucionales de la compañía, aquí y en el mundo. Si querés saber más sobre mi trayectoria profesional, te invito a ver mi perfil en LinkedIn. Me gusta escribir, reír y trabajar con un buen clima laboral. Tengo un hijo de 18 años, soy actor amateur y me apasiona la aviación. Bienvenido a Planeta Telefónica.
0
Dejá tu comentario
400 Caracteres máximo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Compartir