Inventan una cámara para celulares capaz de registrar hasta lo invisible

  • Miércoles 5 jul 2017 >
  • por Equipo de Tendencias Digitales
  • 523 0

Amarillo, rojo, marrón, azul…los colores que los seres humanos somos capaces de ver son apenas una mínima parte de la luz que llega a la Tierra. Por encima del violeta y por debajo del rojo, existen el ultravioleta y el infrarrojo, es decir, una enorme variedad de matices y tonalidades que nuestros ojos no pueden registrar.

Científicos del Institut de Ciències Fotòniques (ICFO), en Castelldefels, en colaboración con la empresa Graphenea , inventaron una cámara digital para smartphones que logra registrar todo ese mundo, invisible para nosotros.

Se trata del primer dispositivo de imagen que capta tanto luz visible, como infrarroja y ultravioleta, y lo hace en una superficie menor de un centímetro cuadrado.

“Gracias a la luz infrarroja se puede ver en la noche, y a través de ciertos objetos. También se pueden reconocer las composiciones químicas de las frutas y las verduras”, informó el investigador Frank Koppens, codirector del estudio, que ha publicado esta semana Nature Photonics.

Múltiples usos

La atmósfera absorbe luz del sol durante el día y la vuelve a emitir en forma de radiación infrarroja que ilumina la noche, aunque ni los ojos humanos ni las cámaras convencionales pueden verla.

“Pero si usas esta cámara por la noche, se ve como si fuera de día -asegura Stijn Goossens– Permite ver a través de la niebla o el humo, lo que podría ser especialmente útil para los autos de conducción autónoma”.

En cuanto a la detección de composiciones químicas, Goossens explica que funciona como la luz visible. Cada sustancia tiene su propia forma de reflejar la luz: por eso podemos diferenciar los materiales, como la madera o el metal, por su color. En el espectro infrarrojo, esa huella propia se acentúa aún más, lo que permite distinguir sustancias que con luz visible podrían parecer iguales.

De esta forma, por ejemplo, cuando vayamos a la verdulería, sabremos mejor qué fruta elegir. Es que al tomar fotografías con la cámara, podremos saber qué manzana está en mejor estado y cuáles tienen partes podridas.

También se podría comprobar el contenido de azúcar de un melón o si la leche está fresca. “Las partes sanas y podridas tienen una composición diferente y esto permite que se distingan con el infrarrojo. Incluso, se podría apuntar con el teléfono a una botella de vino y saber que varietal es”, indica el investigador.

Los científicos se basaron en las cámaras de celulares actuales, pero en los circuitos eléctricos incorporaron grafeno y un tipo de nanopartículas llamadas puntos cuánticos.

Algunos de los que estén leyendo esta nota seguramente pensarán que ya existen cámaras infrarrojas. Es cierto. Pero hasta el momento, ninguna para celulares, lo que permite que sus usos y aplicaciones se multipliquen y se incorporen a nuestras vidas cotidianas.

Además, al estar fabricada en grafeno su precio también es mucho menor: las cámaras de infrarrojos “tradicionales” pueden costar miles de euros, tienen un tamaño mayor, necesitan un sistema de refrigeración para funcionar y son ciegas a la luz visible.

“Ahora tenemos una cámara que combina ambos mundos –la luz visible y la infrarroja– a un bajo costo”, subraya Koppens. Si bien aún se trata de un prototipo, el próximo paso es fabricarlo a nivel industrial y creen que podrá salir al mercado en un plazo de entre dos y cuatro años.

camara invisible 2

 

 



Escribio la nota:

Equipo de Tendencias Digitales

Somos el equipo de producción de contenidos de Tendencias Digitales, el primer blog corporativo de una empresa de servicios públicos en la Argentina. Desde 2007 analizando tecnología, empresa y sociedad en la era de los medios sociales. Hoy, integrado en Planeta Telefónica.
0
Dejá tu comentario
400 Caracteres máximo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Compartir