Las apuestas de Google y Amazon para dominar el mercado de los asistentes digitales

  • Viernes 15 sep 2017 >
  • por Equipo de Tendencias Digitales
  • 497 0

Luego del IFA algo quedó claro: Google y Amazon se pelearán por dominar el mercado de los asistentes digitales. Los dos gigantes están desarrollando tecnologías que nos permitirán, con nuestra voz, controlar no sólo nuestros teléfonos, sino cada vez más dispositivos, electrodomésticos y hasta autos.

Sí, autos, leyeron bien. La compañía estadounidense de e-commerce acaba de asociarse estratégicamente con la automotriz SEAT para lanzar vehículos con comando de voz en el mercado europeo.

Alexa, el asistente digital de Amazon lanzado en 2014, se integrará entonces a estos automóviles ofreciéndoles a los conductores una conectividad avanzada.

Con 20.000 habilidades, Alexa aumentará el bienestar de los usuarios de los modelos León Cupra R y Ateca, quienes a través de un comando de voz podrán buscar la estación de servicio más cercana, hacer reservas en restaurantes, encontrar canciones, administrar sus horarios o informarse con las noticias del día. Se espera que, con los nuevos avances, la integración sea aún más completa y se le pueda ordenar abrir o cerrar el garaje y calentar o enfriar el auto antes de su uso, por ejemplo.

El asistente -que le dejará a Amazon ganancias de u$s 10.000 millones para 2020– estará disponible en inglés y alemán y, para 2018, se espera que también esté en español.

El contraataque de Google

Pero no sólo serán autos. Alexa está presente en una cantidad inimaginable  de objetos: desde heladeras hasta parlantes, pasando por smartphones,  un terreno que hasta el momento era dominio casi absoluto de Google Assistant.  Varios modelos de smartphones -entre ellos, el Huawei Mate 9, el HTC U11 y el Moto X4- ya anunciaron que comezarán a contar con el asistente de Amazon.

Pero, ¿qué fue lo que sucedió? ¿Cuál fue la maniobra estratégica que hizo la compañía de Jeff Bezos para hacer tambalear a Google? Apostando de lleno a su producto, decidió liberar el año pasado su API (Application Programming Interface), lo que permitió que cualquier fabricante lo utilizara para sus productos y se beneficiara de él.

Esto hizo que en la última edición del IFA los productos que usan Alexa sean bastante más que los que utilizan Google Assistant (incluso, luego de que en Mountain View decidieran seguir los pasos de Bezos y abrir también su API).

Para frenar este avance, Google lanzó algunos cambios en su servicio de asistencia digital: mejoró su herramienta de traducción de idiomas e hizo más inteligente a su buscador que, ahora, podrá recordarnos el nombre de una película sólo nombrándole los actores, por ejemplo.

Su asistente virtual también podrá entender la voz del usuario con mayor precisión en entornos ruidosos. Ahora, habrá que ver si estos cambios serán suficientes para ponerle un freno a la novedosa Alexa.



Escribio la nota:

Equipo de Tendencias Digitales

Somos el equipo de producción de contenidos de Tendencias Digitales, el primer blog corporativo de una empresa de servicios públicos en la Argentina. Desde 2007 analizando tecnología, empresa y sociedad en la era de los medios sociales. Hoy, integrado en Planeta Telefónica.
0
Dejá tu comentario
400 Caracteres máximo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Compartir