Mastodon, una alternativa a Twitter y a la concentración de la innovación

  • Viernes 12 may 2017 >
  • por Equipo de Tendencias Digitales
  • 2622 0

El pajarito no se largó a volar y llegó un mastodonte para aplastarlo. O, al menos, con la intención de hacerlo. Decepcionados por varias limitaciones y políticas de Twitter, que hizo oídos sordos a reiteradas quejas y reclamos, algunos usuarios decidieron abandonar esta red social (hasta el momento, líder indiscutido en el mundillo del microblogging).

Así,  se pasaron a Mastodon que, aunque acaba de nacer y no está del todo desarrollada, viene pisando fuerte y se postula como la nueva promesa de Internet.

Al igual que Twitter, Mastodon es básicamente un muro público donde se ven los mensajes y contenido multimedia, de forma cronológica.

El rasgo más distintivo es que permite “toots” de hasta 500 caracteres, superando los 140 de Twitter. Esto busca evitar las cataratas de posteos para expresar una idea. También hay retuits, pero se llaman “boosts”.

En cuanto a la privacidad, se asemeja a Facebook: uno puede escribir un toot y elegir que sea público o que lo vean sólo ciertos usuarios.

Página de inicio MastodonAdemás, la red social está planteada como una “federación”, es decir, usuarios de distintas comunidades o sitios (a los que se llama “instancias”) pueden interactuar entre sí. Para explicarlo más simple:  es como cuando un usuario envía un mail de Gmail a otro con cuenta en Outlook.

“Elige un servidor en el que confíes, el que sea, y podrás interactuar con todo el mundo. Cualquiera puede tener su propia instancia de Mastodon y participar, sin inconvenientes, en la red social”, se lee al ingresar en el sitio.

¿Cambio de paradigma?

Sin embargo, más que por estos cambios técnicos, Mastodon lo que plantea es cambiar el molde del Internet de hoy en día. En medio de una creciente tendencia a la concentración de la innovación por parte de un puñado de empresas, Mastondon se sube a la ola del open-source.

Esta nueva red social está basada en una arquitectura descentralizada y abierta. No hay una compañía por detrás, el poder está compartido entre los usuarios.

“Mastodon no está construida para vender tus datos a los anunciantes. Cualquiera puede ver el código y hacer mejoras porque está pensado por y para la gente, y está bajo su supervisión”,  escribió Eugen Rochko, el desarrollador de Mastodon.

En este sentido, Mastodon viene para cambiar las cosas no sólo dentro de Twitter (lo de los 500 caracteres es casi anecdótico en relación a este tema) sino a replantearse un nuevo escenario tecnológico. Demosle un poco de tiempo para ver si lo logra.

 



Escribio la nota:

Equipo de Tendencias Digitales

Somos el equipo de producción de contenidos de Tendencias Digitales, el primer blog corporativo de una empresa de servicios públicos en la Argentina. Desde 2007 analizando tecnología, empresa y sociedad en la era de los medios sociales. Hoy, integrado en Planeta Telefónica.
0
Dejá tu comentario
400 Caracteres máximo
Compartir