Olli, la primera combi eléctrica y autónoma hecha con impresión 3D

  • Lunes 24 abr 2017 >
  • por Equipo de Tendencias Digitales
  • 3192 0

El futuro llegó hace rato. Cuando éramos chicos y nos imaginábamos cómo sería la vida más allá del año 2000, una de las novedades eran los autos voladores que se manejaban solos. Decenas de ilustraciones en la revista “Muy Interesante” proyectaban esos vaticinios. Hoy, esas escenas -típicas de la serie infantil “Los Supersónicos“- son cada vez más concretas.

Bueno, la cuestión es que, en su momento, Local Motors e IBM presentaron “Olli”: la primera combi eléctrica, completamente autónoma y que puede establecer una conversación con sus pasajeros. El objetivo es que sea una alternativa ecológicamente sustentable para el transporte público: consume menos energía, ocupa menos espacio y tiene un menor impacto para el medio ambiente.

Su chasis fue realizado íntegramente con impresión 3D y 30 sensores que le permiten ver, entre otras cosas, donde está parada, analizar las dificultades del camino, ver los obstáculos que se cruza o el estado del tránsito. El recorrido lo realiza con la ayuda de un sistema de guía que funciona, complementariamente, con un radar láser, un GPS y conectividad Wi-Fi.

 

Asistente y conductor

La mayor novedad que trae consigo la creación de Local Motors es el asistente que tiene integrado. Su conductor digital es capaz de interactuar y dialogar con los 12 pasajeros que lleva a bordo. Gracias a su inteligencia cognitiva (basada en Watson, el programa de IBM) que combina varias herramientas de detección del entorno, de identificación de patrones, análisis de lenguaje natural e identificación de objetos y personas, puede comprender y dar respuesta a cualquier tipo de consulta.

Pero lo más sorprendente es que lo hace con un lenguaje natural, como el que utilizamos a diario. Así, los usuarios pueden preguntarle a Olli, por ejemplo, referencias históricas sobre el lugar de destino, dónde ir a comer o a tomar algo una vez finalizado el viaje, o a qué velocidad está yendo.

Según cuentan desde su página web, Olli podrá ser pedida desde una app ya sea para uso exclusivo o compartido. Desde esa misma aplicación, el usuario podrá elegir la ruta deseada y pagar el servicio.

El vehículo, que puede alcanzar una velocidad máxima de 24 kilómetros por hora, está siendo probado en Washington, Berlín (en lugares donde no convive con autos pero si con peatones) y en Las Vegas para cubrir trayectos entre hoteles y centros de convenciones donde circula con otros vehículos tradicionales.

GALERIA



Escribio la nota:

Equipo de Tendencias Digitales

Somos el equipo de producción de contenidos de Tendencias Digitales, el primer blog corporativo de una empresa de servicios públicos en la Argentina. Desde 2007 analizando tecnología, empresa y sociedad en la era de los medios sociales. Hoy, integrado en Planeta Telefónica.
0
Dejá tu comentario
400 Caracteres máximo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Compartir

Notas relacionadas