¡Ouch! Ahora los robots podrán sentir dolor

  • Jueves 9 jun 2016 >
  • por Equipo de Tendencias Digitales
  • 12582 1

Hablan, aprenden, nos ayudan con nuestras tareas (tanto en casa como en el trabajo) y se parecen cada vez más a nosotros…. ¿qué le falta a un robot para ser como un humano? Tener sentimientos. Bueno, ahí todavía no llegamos. Pero, por lo pronto, podrán sentir dolor físico.

Sí: como leíste. Según informó BBC News, un grupo de científicos de la Universidad Leibniz, en Hannover, desarrolló un sistema de sensores que emula la piel para que los robots puedan sentir dolor.

El objetivo del proyecto es darles el mismo instinto de autoprotección que nos caracteriza a los seres humanos. De esa manera, los robots podrían mantenerse con vida ante situaciones de riesgo.

Por ejemplo, si un robot se daña mientras trabaja, esta tecnología evitaría mayores daños ya que la máquina reaccionaría ante el dolor rápidamente. Además -explicaron los científicos- esto también podría ser útil para proteger a las personas que trabajan junto a un robot, ya que éste, a partir de ahora, será consciente cada vez que le haga daño a un humano.

Como sucede cada vez que se anuncia uno de estos avances tecnológicos, la polémica resurge. Muchos (incluso muchos científicos) se preguntan hasta dónde es conveniente seguir sumándoles capacidades cognitivas a los robots, mientras otros aseguran que no hay riesgo alguno y que es imposible que una máquina supere la inteligencia humana.

En cualquier caso, podríamos preguntarnos si las tres leyes de la robótica, acuñadas y desarrolladas por el escritor de ciencia ficción Isaac Asimov en su libro de relatos “Yo, robot“, serían suficientes en un hipotético mundo en el que los robots tuvieran el protagonismo cotidiano que se ve en la película homónima, inspirada a su vez en el libro.

En efecto, esas tres leyes sorprenden por lo simples… aunque aún no sabemos si por lo efectivas. En cualquier caso, siempre es bueno conocerlas (y memorizarlas… por las dudas):

  1. Un robot no hará daño a un ser humano o, por inacción, permitir que un ser humano sufra daño.
  2. Un robot debe obedecer las órdenes dadas por los seres humanos, excepto si estas órdenes entrasen en conflicto con la primera Ley.
  3. Un robot debe proteger su propia existencia en la medida en que esta protección no entre en conflicto con la primera o la segunda Ley.

¿Bastarían esas tres leyes para evitar que los robots nos dañen? ¿O conocer y experimentar el dolor en “metal propio” sería suficiente para inhibirlos de generarlo en los seres humanos?



Escribio la nota:

Equipo de Tendencias Digitales

Somos el equipo de producción de contenidos de Tendencias Digitales, el primer blog corporativo de una empresa de servicios públicos en la Argentina. Desde 2007 analizando tecnología, empresa y sociedad en la era de los medios sociales. Hoy, integrado en Planeta Telefónica.
1
Dejá tu comentario
400 Caracteres máximo

Un pensamiento sobre “¡Ouch! Ahora los robots podrán sentir dolor”

  1. Pingback: Portal +Cerca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Compartir

Notas relacionadas