Tecnología y moda, lo último de esta temporada

  • Martes 25 jul 2017 >
  • por Equipo de Tendencias Digitales
  • 895 0

Hace unos años, cuando hablábamos de wearables, lo primero que se venía a nuestra mente eran imágenes de relojes, lentes o pulseras inteligentes. Es decir, accesorios que nos permitirían conectarnos a Internet, tomar fotografías, escuchar música, comunicarnos con otras personas. En fin, todo lo que hoy en día hacemos con nuestros smartphones.

El mundo del deporte se sumó rápidamente a esta tendencia, creando wearables, capaces de brindarle al usuario información sobre su ejercicio (objetivos, velocidad, calorías, etc.) y datos de su cuerpo (pulsaciones, presión arterial, etc.).

Pero, la industria de la moda decidió ir un poco más allá: ¿para qué usar accesorios inteligentes si podemos hacer que la misma indumentaria lo sea? ¿Para qué hacer que las personas tengan que usar una pulsera para conectarse a la web cuando es posible diseñar una remera que pueda hacerlo?

Varias son las marcas que vienen incursionando en esta área y desarrollando ropa con este objetivo. Si bien algunas vienen coqueteando con el uso de tecnología hace tiempo, como Nike, otras, como Levi’s, sorprendieron con sus novedades.

Zapatillas que se atan solas

A fines de 2016, la marca deportiva Nike lanzó las zapatillas HyperAdapt, un calzado inteligente cuyos cordones se atan solos mediante sensores. El calzado tiene en cuenta el tamaño, forma y peso del pie y se puede programar la presión de las plantillas por medio de unos botones.

Además, cuenta con luces LED que indican el estado de la batería, que es recargable.

hyperadapt

Hace un tiempo, Nike –firma que en los últimos cuatro años invirtió unos 100 millones de dólares en productos de software según The Wall Street Journal– había presentado también unas zapatillas que se sincronizaban con el iPod del usuario.

Con las manos en el manubrio

Luego de dos años de desarrollo, la clásica marca de jeans Levi’s acaba de presentar su campera inteligente para ciclistas, que se pondrá a la venta en los próximos meses y que costará US$350.

A la vista, es un abrigo común y corriente, pero sus hilos especiales permiten comunicarse vía Bluetooth con un smartphone y ofrecer varias funciones.

Diseñada especialmente para ciclistas, permite, sin retirar las manos del manubrio y con sólo deslizar un dedo, consultar la hora, escuchar o pausar música, entre otras cosas.

La colección Commuter está basada en una tecnología que desarrrolló Google en 2015 y, aunque por el momento, solo se desarrolló una campera de jean, la marca ya adelantó que también diseñará pantalones y camisas.

Luminosos y llamativos

Cute Circuit es una empresa de moda londinense que se hizo famosa en el mundo entero por sus vestidos luminosos. Confeccionadas con grafeno, las prendas poseen además un microprocesador que capta y analiza los patrones de respiración del usuario, haciendo que las luces LED que recubren el vestido cambien de color según el estado de ánimo de quien lo use.

No entendemos muy bien el propósito de estos vestidos ni por qué querríamos que todos se enteren que estamos felices o enojados, pero de que son llamativos no hay duda alguna.

La firma también vende vestidos que publican tweets y remeras conectadas a Internet que cambian su diseño de acuerdo a las actualizaciones de Facebook.

Capucha-auricular

Escuchar música en la calle durante invierno puede ser bastante molesto. Cables que se enganchan en el exceso de ropa, auriculares que molestan debajo de capuchas o sobre gorros de lana.

Teniendo en cuenta estas incomodidades, la marca mexicana MIDI diseñó unas camperitas con audífonos integrados en la capucha que se conectan por bluetooth con el reproductor.

Zapatillas  impresas en 3D

Adidas acaba de presentar Futurecraft 4D, una zapatilla cuya suela está fabricada por una impresora 3D.

El calzado fue desarrollado en conjunto con Carbon, una startup que utiliza un dispositivo y una resina especial que permiten crear objetos diez veces más rápido que las impresoras tradicionales, que utilizan insumos plásticos.

Esta materia prima   se moldea y solidifica al entrar en contacto con la luz y el aire.

Esta tecnología, además, permite fabricar zapatillas súper personalizadas, ya que los clientes eligirán el color  y el tipo de suela por Internet y, dos horas más tarde, podrá retirarlas por el local.

“Una vez que finalizamos el diseño, sólo presionamos un botón e imprimimos la suela, en un proceso de unas dos horas, cuando por lo general este proceso exige más de un mes para construir el molde de un producto”, dijo Gerd Manz, vicepresidente de Innovación Tecnológica de Adidas.

 



Escribio la nota:

Equipo de Tendencias Digitales

Somos el equipo de producción de contenidos de Tendencias Digitales, el primer blog corporativo de una empresa de servicios públicos en la Argentina. Desde 2007 analizando tecnología, empresa y sociedad en la era de los medios sociales. Hoy, integrado en Planeta Telefónica.
0
Dejá tu comentario
400 Caracteres máximo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Compartir