Publicado por Equipo de Tendencias Digitales el 6 Julio, 2015

Imaginemos que un día nos despertamos con una gran idea.

Tenemos el concepto, tenemos los planes, tenemos los aliados y tenemos los conocimientos necesarios para llevarla a cabo. Lo único que no tenemos es… el capital inicial. ¡Menudo escollo! ¿Te pasó o le pasó a alguien que conocés?

Pues bien: si empieza a tornarse difícil la tarea de conseguir un “investor angel” para que impulse tu emprendimiento, podés pensar en un “plan B”.

¿Sabías que existe un mecanismo de financiación que no pasa por pedir dinero a bancos, ni a familiares ni a inversores? Se trata de las plataformas virtuales de financiamiento colectivo.

Si bien el término surgió por primera vez allá por 1885 para la instalación de la Estatua de la Libertad en Estados Unidos, hoy  en día, y gracias a la tecnología, el crowdfunding, (una definición de Wikipedia, aquí) gana cada vez más adeptos, y su objetivo es generar redes a través de Internet entre personas que crean un proyecto e individuos que aportan dinero para financiarlo.

En efecto, la tecnología en general, e Internet en particular, supusieron un ámbito particularmente propicio que posibilitó algo si se quiere esencial para este tipo de mecanismo de financiación: la interconexión de personas.

Todo proyecto que busca financiación mediante el crowdfunding necesita siquiera estos elementos: comunicar la idea o proyecto por financiar; que los interesados se contacten con su autor para (eventualmente) obtener más detalles; y un modo de hacer llegar el dinero que posibilitará la realización de ese proyecto.

Todo eso lo posibilitan Internet y las plataformas de crowdfunding que utilizan la red de redes para que lo dicho recién sea una realidad.

Y todo esto, claro, a pesar de que algunas de las ideas que se presentan para obtener financiamiento puedan parecer (o ser) francamente desopilantes…

¿Qué plataformas existen?

Existen varias plataformas de crowdfunding y cada vez son más; algunas son más conocidas que otras: Kickstarter es una de las más populares del mundo, de donde salieron los relojes inteligentes Pebble y las gafas de realidad virtual Oculus Rift. Por otro lado, Indiegogo es otra plataforma conocida mundialmente y que se diferencia de la primera dado que permite a los creadores obtener todo el dinero recaudado pese a no haber completado su objetivo.

Ulule consiguió el financiamiento por más de 9.000 proyectos y es una de las plataformas líderes en Europa. Lo mismo pasa con Ideame, una plataforma líder en América Latina, que consiguió financiar proyectos como un Barco Solar y el retorno del grupo humorístico CUALCA.

Me quiero comprar un burrito

El proyecto a financiar puede tener fines culturales, artísticos, sociales, políticos o científicos. En este blog ya hemos hablado sobre BlueSmart, la valija inteligente que pudo salir al mercado gracias al financiamiento de miles de personas y que le permitió recaudar la friolera de dos millones de dólares.

Pero también hay ideas que pueden sonar menos sensatas (aunque no menos exitosas), como fue el caso de Kurt Braunohler, un californiano que quería dejar todos los días un mensaje gracioso en el cielo, como por ejemplo “¿cómo se aterriza?” o “Nuber 4ever”. Y, tras recaudar 6.820 dólares, contrató una avioneta para llenar la bóveda celeste de frases de humor.

También está el caso de Noboru Bitoy, que pidió ocho dólares para poder comprarse un burrito y como recompensa a quienes aportaran dinero les prometió comentar qué tan bueno estaba el alimento. Bitoy recaudó 1.050 dólares. Y, obviamente, le alcanzó para comprar varios burritos. Concretamente, 130.

Otra idea bastante original fue el “Pi Pie Pan”, un molde para hacer tartas con forma de Pi, que recaudó 17.500 dólares… Y ni hablar de MarsPolar, un proyecto que busca recaudar 100.000 dólares para colonizar Marte (sí, el planeta) en 2029.

Claramente, hubiera sido difícil convencer a los grandes grupos de inversión de financiar este tipo de proyectos y muchos de los “emprendedores” no hubieran superado los primeros dos minutos de la reunión. Sin embargo, gracias al crowdfunding allí están los proyectos y allí la gente común, dispuesta a financiarlos.

El mundo del crowdfunding continúa creciendo y, como vimos, no hay límites para la creatividad a la hora de proponer una idea y buscar ayuda para financiarla.

¿Tenes una idea? Ánimo, quizás puedas llevarla adelante con una pequeña ayudita de cientos o miles de desconocidos amigos.

Imagen: @Rocío Lara, distribuida con licencia CC BY-SA 2.0.

Publicado por Equipo de Tendencias Digitales el 29 Junio, 2015

Desde que palabras como “home office”, “teletrabajo”, “audio” o “videoconferencia” empezaron a poblar el lenguaje de grandes y pequeñas empresas, quedó claro que la revolución digital no se detuvo a la hora de modificar cómo, cuándo y con quiénes trabajamos.

Muy por el contrario, las nuevas tecnologías de información y comunicación cambiaron y siguen cambiando de raíz la relación que los seres humanos tenemos con nuestras ocupaciones profesionales.

Y en esta transformación, aparecen cada vez más y mejores  herramientas que ayudan en la rutina laboral y que acortan distancias, simplifican las comunicaciones y facilitan de manera definitiva el trabajo colaborativo entre personas que pueden no haberse visto nunca las caras o vivir a miles de kilómetros de distancia unas de otras.

Distintas utilidades

Planificar cómo será la semana de trabajo, compartir archivos para que varios accedan a ellos desde cualquier lugar, cronometrar los horarios de descanso para evitar la fatiga mental, reflejar fiel y rápidamente los temas principales que se tocaron en una reunión… Las metodologías de trabajo han cambiado y las aplicaciones han sido de gran ayuda para este proceso.

En primer lugar, herramientas como Dropbox o Google Drive permiten compartir archivos entre varias personas y que cualquiera pueda modificarlos, logrando que un equipo organice mejor sus tareas, optimice los tiempos, aumente la colaboración y garantice el acceso inmediato de todos sus miembros a una misma información.

Además, estos programas permiten que los documentos compartidos sean abiertos en cualquier lugar y desde cualquier dispositivo, lo que optimiza el tiempo personal de cada participante.

Trello es otra herramienta para llevar a cabo proyectos laborales de manera estructurada y eficiente, ya que permite compartir ideas, además de documentos.

Tiempos, prioridades y responsables

Asana es de mucha utilidad a la hora de llevar adelante propósitos en equipo. Esta aplicación, gratuita para un máximo de 15 personas, ofrece herramientas de gestión para que cada integrante sepa qué tarea desarrollar, cuáles son las fechas límite y a qué prioridades le debe dar importancia.

Y si el grupo necesita compartir documentos, notas, fotos o videos, puede hacerlo utilizando Live Minutes, una aplicación que permite hacer todo lo mencionado en tiempo real y sincronizarlo con el smartphone.

Comunicación interna

A la hora de hablar de soluciones para la comunicación interna de grandes corporaciones, Yammer es una herramienta elemental, que cuenta con más de 8 millones de usuarios corporativos y es utilizada a nivel global por muchísimas empresas e instituciones… entre ellas Telefónica, claro.

También está Slack, una buena opción para integrar diversas herramientas y plataformas de gestión de proyectos o de comunicación, tales como -por ejemplo- Skype, Dropbox, Google Docs, Dropbox, GitHub, Twitter, Grashlytics (informes de error), ZenDesk, Wufoo (formularios), Nagios, Trello, Heroku, Hubot, o Travis, entre otros.

Todo lo cual, claramente, se transforma en un beneficio diferencial para equipos que están distribuidos en distintas partes del mundo y que requieren de una información inmediata sobre qué está llevando a cabo cada persona, en qué punto del proyecto y con qué objetivos.

Seteando la agenda

Doodle es un mecanismo simple y fácil para organizar fechas y horarios de reuniones ya que permite a los integrantes votar la mejor opción para llevar adelante el encuentro (que puede ser personal o virtual).

Minutes, por su parte, permite plasmar las ideas y temas principales que se tocaron en esa reunión y se registra de manera rápida, lo que permite a una persona que no presenció el encuentro estar al tanto rápidamente de los temas tratados.

Para organizarte mejor

Evernote es una aplicación que se puede utilizar como agenda y en la que se puede guardar de todo, y no exageramos: música, archivos, notas, imágenes, canciones, recordatorios y más; y todo se puede sincronizar directamente con el smartphone.

Todoist también sirve para todo lo que hay por hacer diariamente y permite que el celular y la computadora estén sincronizados entre sí. Notification Reminder, por su parte, es una agenda práctica y fácil de usar que nos permite realizar recordatorios en un horario específico y añadir comentarios sobre ese evento creado.

Como se ve, entre aquellas antiguas “secretarias” que tomaban notas, organizaban agendas y pasaban mensajes, y estas nuevas asistentes tecnológicas, que caben en un celular, comunican con precisión y en instantes y tienen memorias perfectas, ha habido una verdadera revolución.

Un cambio profundo que para muchos recién comienza, y que en poco más de una generación sepultó para siempre en el olvido los viejos modelos laborales en los que se marcaba tarjeta y todo el mundo de la oficina cabía en el marco de cuatro paredes y una máquina de café.

Imagen: @Bohed, distribuida con licencia CC0 1.0.

Publicado por Equipo de Tendencias Digitales el 24 Junio, 2015

En el principio fue ICQ.

Aquel “prehistórico” mensajero, con el que nos sentíamos los emperadores de la modernidad por poder pasarnos horas chateando mágicamente con nuestros amigos.

Después, la frase “te mando un mensaje de texto” empezó a tomar protagonismo, y a partir de allí (con el Windows Live Messenger de Microsoft y sus versiones mediante) una intensa y vertiginosa historia tuvo lugar hasta llegar al omnipresente WhatsApp, que con más de 800 millones de usuarios en todo el mundo es hoy referencia inevitable en todos los ámbitos (social, laboral, académico, familiar) de nuestras vidas.

Hay vida…

Más allá de la prevalencia innegable del mensajero creado por Jan Koum (quien llegó desde Ucrania a Estados Unidos a principios de los años noventa hablando muy poco inglés) y adquirido posteriormente por Facebook, hay muchas otras opciones de mensajería más allá de WhatsApp que tuvieron sus minutos de gloria y que hoy todavía mantienen porciones nada desdeñables del mercado. Veamos.

Cuando a principios de 2014 Whatsapp se quedó sin servicio por unas horas, Telegram tuvo su gran oportunidad para darse a conocer. Esta aplicación rusa, que cuenta con más de 50 millones de usuarios en todo el mundo, se jactó con gran sentido de la oportunidad de su buen sistema de seguridad y protección de datos.

Pero al volver todo a la normalidad, perdió notoriedad y no pudo superar al gigante.

De chinos, stickers y fantasmas

Otras empresas intentan buscar su costado original a la hora de competir por la mensajería global: En el caso de Snapchat, con 140 millones de cuentas, tiene la particularidad de que tanto los textos como las imágenes y videos desaparecen a los pocos segundos de ser vistos; y si el receptor intenta hacer una captura de pantalla, el sistema no se lo permite. ¡mensajes fantasma!

WeChat cuenta con 468 millones de usuarios a nivel mundial y la mayoría se encuentra en China, por lo que es una herramienta clave a la hora de entrar en negociaciones con esta gran potencia.

Line, por su parte, cuenta hoy con más de 170 millones de usuarios, muy lejos de WhatsApp, a quien quiso emular en un principio,  y es conocida por su envío y recepción de “stickers” originales que hacen más atractiva la interacción entre personas.

Por último, no podíamos dejar de mencionar al “viejo y querido” Skype que cuenta con 334 millones de usuarios y tiene un gran impacto en personas que prefieren hacer videollamadas en lugar de enviar y recibir texto.

TU Go: un servicio hecho en casa

Y ya que venimos hablando de servicios de mensajería, es insoslayable la mención de TU Go, una app que Movistar lanzó en mayo del año pasado.

Claramente, puede inscribirse en el mundo de los mensajeros en tanto permite enviar y recibir mensajes, en este caso, SMS. Pero es mucho más que eso.

Ya que estamos, recordémoslo: posibilita utilizar el número del celular en cualquier dispositivo (smartphonestablets, computadoras y notebooks). Y que, además, extiende la cobertura a cualquier punto de acceso WiFi de Argentina y del mundo.

TU Go permite, así, realizar y recibir  llamadas y SMS en otros dispositivos que tengan conexión WiFi, usando su número de siempre. Y con ventajas nada desdeñables. Primero, que se puede utilizar el servicio tanto desde la red celular como desde una red WiFi.

Segundo, que si uno está en el exterior y cuenta con la posibilidad de conectarse a una red WiFi, TU Go permite recibir y realizar llamadas y SMS a precio local.

Y tercero que, a diferencia de otras soluciones tecnológicas, permite comunicarse con cualquier otra persona sin necesidad de que el destinatario tenga la aplicación instalada.

Facebook no afloja

Decidida a dar dura batalla en la carrera por el liderazgo, desde que la red social más popular del mundo compró Whatsapp fue implementando distintas estrategias para ganar terreno en el mundo de la mensajería instantánea… y no le ha ido mal.

Es así como Facebook Messenger creció rápidamente en los últimos tiempos y, hoy en día, es una aplicación con más de 700 millones de usuarios ubicados en distintas partes del planeta tierra.

Como se ve, mucha agua ha pasado bajo el puente desde que el antiguo ICQ apareció en nuestras pantallas.

Y seguramente mucha más seguirá corriendo, en este río cada vez más caudaloso y veloz, en el que constantemente nuevos jugadores se lanzan a la competencia decididos a ocupar el codiciado lugar de nave insignia.

¿Mientras tanto? Usted tiene un nuevo mensaje.

Más información

¿Hay algo más allá de WhatsApp y Telegram?

Imagen: @Geralt, distribuida con licencia CC0 1.0.

Publicado por Equipo de Tendencias Digitales el 22 Junio, 2015

Primero se dio la primera y segunda revolución industrial; luego vino la tercera, con el uso de la electrónica e informática… y ya se habla de un cuarto estadío que tiene como finalidad, a través de la utilización del Big Data y del Internet of Things (IoT), optimizar la producción de un modo diferente y eficaz.

La industria 4.0 (también conocida como de las “smart factories“) tiene que ver con un avance que ya ha empezado a tener un impacto profundo en el área de la elaboración de productos.

El término se originó en la Feria Hannover Messe, en Alemania, y fue definido como “la informatización de la fabricación, incluyendo la transición a niveles más altos de interconectividad, plantas más inteligentes y la comunicación entre máquinas y equipos”.

La importancia del Big Data

En este proceso de cambio en los sistemas de producción, la tecnología es clave, pero también lo es la información y cómo es usada.

Durante los últimos tiempos, la cantidad de datos que las empresas pueden obtener sobre sus potenciales clientes se han multiplicado y complejizado de manera exponencial. El tema, hoy, está en cómo analizar todo lo recabado para ponerlo al servicio de una producción más inteligente.

Para esto, ingenieros están desarrollando soluciones industriales que permitirán el análisis de datos procedentes del Big Data. A través de plataformas abiertas, las empresas serán capaces de dar salida a grandes cantidades de datos para permitir así la flexibilidad en los procesos de fabricación.

Según el director asociado para la automatización industrial de IHS, Mark Watson, “el desafío para la cuarta revolución industrial es el desarrollo de software y sistemas de análisis que conviertan el diluvio de datos producidos por las fábricas inteligentes en información útil y valiosa.”

Internet of Things, también presente

Ya hemos hablado en varias ocasiones sobre IoT, pero nunca refiriéndonos a máquinas que estén dentro de las fábricas.

En este sentido, es interesante ver que los dispositivos industriales también  podrán tomar decisiones autónomas teniendo en cuenta la producción y la seguridad  partir de su interconexión digital.

Además de hacer el trabajo, las máquinas interpretarán datos sin depender de la acción humana aunque, según los analistas, ésta todavía sería elemental para el proceso de fabricación, pero más desde un lado de control y programación.

Espectadores privilegiados

Pese a que ya existen empresas que utilizan tecnología denominada “4.0″, todavía queda mucho terreno por recorrer.

Las previsiones a futuro son optimistas: Alemania y Estados Unidos han dado especial importancia a esta cuestión, otorgando fondos para la investigación y desarrollo, y muchos expertos suelen coincidir en que quienes tenemos la suerte de vivir en esta etapa de la humanidad, presenciaremos y conoceremos, sin necesidad de recurrir a ningún libro de historia, una nueva revolución industrial.

Imagen: @ClkerFreeVectorImages, distribuida con licencia CC0 1.0.

Publicado por Alejandro Marticorena el 18 Junio, 2015

En la última edición de #Craneando (la octava, para ser más precisos) abordamos el innovador tema de la gamificación, y de cómo está comenzando a ser utilizado por las empresas y marcas para generar un nuevo tipo de relacionamiento con sus públicos… y ganar, por qué no, nuevos clientes.

En la cobertura del encuentro (click aquí si querés leerla) resumimos los temas destacados que se desarrollaron. Y, obviamente, mencionamos a los oradores: Gustavo Mames, Director General de Ver más

Publicado por Equipo de Tendencias Digitales el 16 Junio, 2015

Olvídense (por un momento) de personal trainers, nutricionistas y profesoras de yoga. No es que estas figuras vayan a desaparecer. Nada de eso.

El punto es que ya no están solas a la hora de pensar en “socios” para cuidar nuestra salud. Todos sabemos cuánto pueden hacer por nosotros los aparatos inteligentes para organizar nuestra agenda, estar en contacto con nuestros amigos y familiares o hacer más eficiente nuestro trabajo. ¿Pero sabemos cuántos gadgets y apps existen para ayudarnos a mantener una vida saludable y equilibrada?

Desde perder peso, mejorar la postura, monitorear el pulso y guiar una rutina deportiva, hasta cambiar el mal humor, la lista de ayudas tecnológicas es enorme… y sigue creciendo.

A ver una sonrisita

¿Quién no tuvo alguna vez un mal día? A veces, la rutina se nos vuelve tediosa y el estrés no permite que vivamos tranquilos y contentos… por eso crearon Thync, un gadget que en cinco minutos (¡sí, cinco minutos!) logra mejorar tu estado de ánimo.

A través de neuroseñales, el aparato, que se coloca en la frente, sobre la ceja derecha, puede relajar tu mente, mantenerte despierto, quitarte el mal humor y ayudarte a dormir relajadamente por las noches.

Ayudame a mantenerme en forma

Para todos aquellos a los que no les preocupa tanto el mal humor pero sí, en cambio, llevar una vida sana y mantenerse en forma, existen apps como MyFitnessPal, Runtastic, Carrot Fit, Seven y muchas otras, que fueron creadas para llevar un registro diario de diferentes parámetros.

¿Cuáles? Por ejemplo, la actividad física que hacemos, cuántas calorías llevamos quemadas durante un determinado período, cuál es nuestro pulso mientras estamos corriendo y cuánto hemos mejorado en capacidad aeróbica a lo largo del tiempo.

La mayoría de estas apps, además, trabajan sobre la motivación de sus usuarios e incentivan a que la actividad física se realice diariamente, ya sea al aire libre o dentro de las cuatro paredes de sus casas.

Otras opciones en este sentido son las pulseras de seguimiento, que llevan un registro de la intensidad de nuestros movimientos, o el guante monitor, que nos da a conocer nuestro ritmo cardíaco. Para los amantes de la natación, Wetronome promueve la generación de brazadas y ayuda a que los movimientos del cuerpo sean más fluidos.

Siéntase bien, siéntese bien

Finalmente, si de mejorar la postura se trata, nada mejor (por ahora, siempre por ahora) que Lumo Back.

Al ajustarlo al torso, el dispositivo lumbar mide el ángulo en el que estamos sentados y vibra para alertarnos cuando estamos en una posición encorvada o poco saludable.

¿Tomaste la pastilla?

Ayudarnos a recordar que tenemos que tomar una medicación también es tarea de algunos gagdets, como el Frasco de Píldoras Inteligente, que a través de sensores que miden la cantidad de dosis que hay en su interior, y una vez programado el horario en que se deben tomar esos medicamentos, envía un mensaje de texto cuando olvidamos ingerir alguno.

Naturalmente, y nunca está de más repetirlo, ninguna de estas apps o dispositivos reemplazan al médico, que es la autoridad fundamental para ayudarnos a mantener nuestra salud.

Sin embargo, todas estas novedades tecnológicas pueden ser de gran ayuda en el objetivo que compartimos todos, que es el de vivir más y mejor. ¡Salud!

Imagen: @Wikimedia Commons, distribuida con licencia Public Domain.

Publicado por Equipo de Tendencias Digitales el 15 Junio, 2015

En un tiempo llamativamente breve, muchos de nosotros hemos pasado de preguntarnos qué es un dron a acostumbrarnos a ver a esos extraños insectos tecnológicos sobrevolar nuestras cabezas en eventos, shows, parques y hasta en canchas de fútbol.

Y es que estos maravillosos aparatos, de costo cada vez más accesible, están mostrando día a día que son mucho más que una cámara de video voladora. Mirá… y sorprendete.

Drones al rescate

En momentos en los que se requiere de una rápida acción, como incendios, inundaciones y catástrofes naturales, un dron puede ser utilizado no sólo para ver el estado de situación del desastre… sino también para salvar vidas.

Por ejemplo, en la Argentina un grupo de médicos especialistas desarrollaron un helicóptero no tripulado de pequeño tamaño para transportar medicamentos de todo tipo, desfibriladores y cualquier tipo de equipamiento liviano.

Los creadores de este auténtico “drone salvavidas”, que puede ser manejado a larga distancia a través de una tablet o un smartphone, dieron a conocer tres modelos: uno que puede transportar una carga de hasta un kilo y medio; otro de carga similar pero con una cámara de reconocimiento que permite llevar a cabo un conteo de la gente, y  el tercer modelo que puede mantener el equilibrio con hasta 5 kilos de carga y cuenta con sensores para detectar niveles de monóxido de carbono y de temperatura, de modo de establecer prioridades entre las personas a rescatar. ¿Interesante, no?

Vigilados e investigados

Otros usos para este tipo de tecnología abarcan desde la investigación y búsqueda de personas, ya sean prófugas o desaparecidas, hasta el control fiscal sobre terrenos que fueron declarados al fisco como baldíos, pasando por la vigilancia fronteriza en países de mucha inmigración ilegal, como España o Estados Unidos.

Incluso para investigaciones arqueológicas, los drones han demostrado ser buenos socios en la búsqueda de restos fósiles.

Deliverys, juegos y arte

Pero estas máquinas voladoras no sólo están para cosas de extrema necesidad. Aunque faltará todavía ajustar algunas cosas, es posible que en poco tiempo más también podamos pedir una pizza y que nos la traiga un drone.

Naturalmente, los amantes del aeromodelismo tienen en los drones al juguete de sus sueños, y pueden con ellos multiplicar hasta el infinito las acrobacias de sus antecesores de madera terciada. Y si de arte se trata, también se puede utilizar a los drones para verlos bailar coordinados en función de llevar adelante una coreografía con luces, sonidos y efectos especiales.

Como se ve, los drones aumentan día a día el potencial de sus usos y expanden cada vez más sus áreas de aplicación. Algo, por otra parte, que no deberíamos llamarnos la atención, por cuanto se trata de una tecnología que, como es lógico, crece volando.

Imagen: @Richard Unten, distribuida con licencia CC BY 2.0.

Más sobre drones, en Tendencias Digitales

Un auto con drone incorporado: ¿la nueva revolución “tech” del diseño automotriz?

Nixie: un drone de muñeca para tomar “selfies” y grabar videos

Los drones: ¿la nueva revolución tecnológica en la logística de entregas?

Drones en la Argentina: una tecnología poderosa… al alcance de casi cualquiera

Publicado por Alejandro Marticorena el 13 Junio, 2015

Estuvimos en la charla “Los chicos y las pantallas: desafíos para el Siglo XXI”, que se realizó en el auditorio del Espacio Fundación Telefónica.

La charla tuvo como coordinadora a Roxana Morduchowicz, Doctora en Comunicación por la Universidad de La Sorbonne, consultora de UNESCO y especialista en cultura juvenil. A lo largo de 10 disertaciones -incluida la de Morduchowicz- el encuentro se enfocó en en la pregunta de cuáles son los desafíos que se genera para las familias, la escuela y la sociedad la existencia de una generación de niños y adolescentes cuyas maneras de leer, informarse, aprender, educarse, entretenerse y relacionarse... Ver más

Publicado por Equipo de Tendencias Digitales el 11 Junio, 2015

Si bien en un momento eran una simple proyección hacia el futuro, los robots ya forman parte de nuestra sociedad. Desde cocinar, lavar y ayudarnos en el trabajo, hasta salvarnos del peligro en zonas de incendios, la robótica está y estará cada vez más presente y será cada vez más necesaria para el desarrollo de nuestras tareas cotidianas. ¿Te cuesta creerlo? ¿Crees que exageramos? Mirá.

Él cocina, él lava

La empresa londinense Moley Robotics diseñó un prototipo que podría cocinar todo tipo de platos, alcanzando unas 2.000 recetas diferentes. Así, el RoboChef prepararía desde los platos más sencillos hasta los más elaborados.

El robot cuenta con grandes brazos articulados para la preparación de las comidas. Diseñados por otra empresa también ubicada en Londres, Shadow Robots Company, estas extremidades robóticas actúan mediante imitación. Por eso hay que grabar los movimientos de cocineros reales primero y luego los brazos articulados sabrán cómo ponerse a trabajar y realizar tareas culinarias.

Pero cocinar no sería la única idea que tuvieron los creadores de los RoboChef. La compañía asegura que tienen previsto incorporar elementos adicionales como heladeras o lavavajillas. Es decir que no sólo tendríamos a alguien que nos cocine… sino que, además, el asistente lavaría luego los platos que utilizó para cocinar y estaría en condiciones (como si todo eso fuera poco) de poner a enfriar el vino con el que acompañaríamos la comida.

¿En qué lo puedo ayudar?

Las amas y amos de casa no serán los únicos que disfrutarán de la ayuda de los robots. Los trabajadores de distintos rubros también obtendrán ayuda de la robótica: por un lado, está OHS Robot, que cumple con las funciones de un empleado de comercio ya que se acerca al consumidor, le pregunta qué quiere, le dice las opciones que tiene y lo lleva hasta la parte de la tienda en donde está el producto. Y, encima, habla muchos idiomas.

Por el otro lado está Baxter, un robot que puede desarrollar casi cualquier tarea que una fábrica solicite: carga, descarga, clasificación y hasta manejo de material. De esta manera, estas máquinas con movimientos, facilitan y agilizan el trabajo humano.

Con respecto al dilema de si los robots van a quitarle el trabajo a los humanos, Pamela Hudson, Directora ejecutiva de sistemas clínicos en el hospital de la Universidad de California, San Francisco, dice que si bien los robots “realizan algunas funciones que antes hacían los humanos, podemos poner a esos empleados a realizar otras funciones de servicio. Es una situación en la que todos ganan”.

¿Futurismo? ¿Ciencia ficción? ¿Realidad? ¿Tecnología de hoy? Conforme vamos avanzando en el tiempo las fronteras entre unos y otros se van volviendo cada vez más imprecisas, cada vez más grises. Los avances tecnológicos no se detienen.

Y no sería extraño un futuro (próximo, digamos de aquí a sólo 10 años) con objetos cotidianos interconectados gracias a Internet, interactuando entre ellos, relevando y transmitiendo datos casi inimaginables sobre sus movimientos y funcionamiento… todo ello mientras dialogamos con nuestro robot mientras nos prepara la cena (y se conecta a Internet para actualizar sus recetas, claro).

Imagen: @Wikimedia Commons, distribuida con licencia CC BY-SA 3.0

Publicado por Equipo de Tendencias Digitales el 10 Junio, 2015

Como ya les hemos contado en un post anterior, el último #Craneando tuvo como temática principal la gamificación, lo que nos llevó a reflexionar sobre la importancia de los juegos y sobre cómo esa industria, desde hace un tiempo, viene creciendo sin parar.

¿Quién no escuchó hablar del Candy Crush, que, en su momento, contaba con más de 150 millones de usuarios, de los cuales 54 millones jugaban a diario y que aún sigue estando entre los primeros cinco juegos más descargados de Android?. ¿O del más local Preguntados, que tuvo un ritmo de 500.000 descargas por día y es uno de los más descargado a nivel mundial?

De hecho, hemos hablado del Candy Crush en Tendencias Digitales (aquí y aquí), y también del famoso Preguntados, desarrollado por el argentino Máximo Cavazzani.

Pero veamos los números más allá de estos dos casos “estrella”.

Crecimiento actual

Según App Annie, una firma de investigación de mercado especializada en el mundo mobile, los ingresos económicos han crecido un 50% respecto a 2014 en Google Play. Y las descargas han aumentado un 30% en el primer trimestre del presente año.

App Annie también reportó que los títulos más exitosos de esta plataforma continúan siendo Candy Crush y Clash of Clans. Por otro lado, los países que dominan este mercado, en orden, son Japón, Estados Unidos, Corea del Sur, Alemania y Reino Unido.

Resultados del primer cuatrimestre

Por su parte, según un informe de Uptodown sobre Top de Juegos para Android en el que analizaron los juegos más populares durante el primer cuatrimestre de 2015 en España y América Latina, los gratuitos y de género “casuales” son los más descargados, seguido por los deportivos.

Continuando con el estudio, Candy Crush sigue estando entre los primeros cinco al igual que en 2014, con más de 184.000 descargas. El primer puesto corresponde a Plants Vs Zombies 2 con 371.236 descargas y el décimo lugar es para FIFA 15 Ultimate Team, con 100.272.

En el caso de los juegos gratis en iPhone, el famoso Preguntados está en primer lugar, mientras que Candy Crush Saga está sexto.

Las grandes compañías apuestan a los juegos mobile

SEGA decidió concentrarse en este auge mobile y logró buenos resultados. La compañía japonesa reveló que Sonic Dash, un juego gratuito protagonizado por Sonic, disponible para iOS, Android y Windows Phone, superó los 100 millones de descargas.

Los juegos están siendo cada vez más utilizados y las grandes compañías del mundo intentan invertir en este tipo de mercado que crece sin freno… ¿Alguien recuerda cuando nos pasábamos el día jugando a la “viborita” en el famoso Nokia 1100? ¡Qué tiempos aquellos!

Imagen: @Wikimedia Commons, distribuida con Licencia CC BY 2.0.

Acerca de
Tendencias Digitales es el primer blog corporativo de Telefónica de Argentina. Desde 2007 analizando tecnología, empresa y sociedad en la era de los medios sociales
Calendario
Julio 2015
L M X J V S D
« Jun    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
Categorías