Publicado por Equipo de Tendencias Digitales el 29 Julio, 2015

El constante y omnipresente hábito de encender la radio o el televisor temprano a la mañana para saber cómo estará el clima durante el día, y elegir en base a ello nuestro vestuario de la jornada, parece estar quedando definitivamente atrás.

Hoy en día, y gracias al avance de la tecnología, muchos medios han probado ser más veloces y eficientes para decirnos si lloverá o no,  cuánto frío o calor deberemos soportar y si deberemos lidiar con tormentas, granizo u otros fenómenos que podrían afectar nuestra rutina.

Salir a ver si llueve

La sensación térmica, la hora del amanecer y atardecer, la velocidad del viento o la humedad, entre otros, son los principales datos que aportan estas apps a la hora de visualizarlas. The Weather Channel es una de las más populares y, junto con AccuWeather, son las más descargadas y mejor calificadas por los usuarios de Adroid, Apple o Windows.

La primera proporciona datos precisos del pronóstico de las próximas 36 horas y de los siguientes diez días, y ofrece mapas con radares del tiempo para brindar mayor precisión. A su vez, tiene una sección “Social Weather” en la que los usuarios pueden compartir datos del clima dependiendo de dónde se encuentran. El diseño es atractivo y las imágenes van cambiando teniendo en cuenta el estado del clima que hay en el exterior.

Por su parte, AccuWeather es famosa por la exactitud que brinda, al tener la ubicación exacta del usuario. Su detalle más útil es que al llover, esta aplicación muestra el horario del comienzo y finalización de las precipitaciones. El estado se actualiza cada 15 minutos y brinda un pronóstico extendido de hasta 15 días. Además, permite configurar varias ciudades y compartir los datos por distintos medios.

Seguro contra granizo

Pero si tu duda es, más allá de qué ponerte, si estacionar el auto en un garaje o dejarlo a la intemperie, Granizo alertas es una app argentina que aporta datos concretos sobre la posibilidad de que caiga granizo en áreas cercanas a los usuarios. Funciona con 350 radares en 20 países, se actualiza en tiempo real e indica en un puntaje de 0 a 100 qué probabilidades hay de que ocurra lo que mencionamos anteriormente; cuando el puntaje supera un límite que el propio usuario configura, la app lo notificará automáticamente. Lo novedoso de esta aplicación es que una de sus fuentes utilizadas para proporcionar los datos, es Twitter.

Ahora, si no te interesa tener demasiados datos con respecto al clima, sino simplemente saber si hace frío o calor, Solar es la aplicación justa para vos. Ésta aporta datos de manera sencilla y práctica: al deslizar el dedo hacia arriba, se visualiza el pronóstico del tiempo, y al deslizarlo hacia abajo, se podrá conocer el clima de los próximos tres días. Solar representa el estado del clima sobre un mapa térmico que va de colores cálidos a fríos dependiendo el tipo de temperatura.

Por supuesto, existen muchas aplicaciones más con usos más específicos, y adaptados por ejemplos a los surfistas o a los hombres y mujeres de campo. La lista es muy grande y siguen apareciendo, en un sector en el que el pronóstico indica temperatura en ascenso y una “lluvia” de novedades para los próximos tiempos. ¡Vayan por la sombra!

FOTO: Distribuida con licencia CCO.

Publicado por Equipo de Tendencias Digitales el 27 Julio, 2015

La educación es, posiblemente, uno de los temas más importantes, controversiales y debatidos de nuestra sociedad actual. Y no es para menos, si tenemos en cuenta los enormes riesgos y las enormes oportunidades que entraña la manera en que los adultos decidamos formar a quienes tendrán, el día de mañana, la responsabilidad de conducir los destinos del planeta.

Ya habíamos hablado en un post anterior sobre las aulas 2.0, pero este post tiene como fin demostrar que, más allá del cambio en las aulas, también hay un cambio en la manera de educar fuera de ellas; y es que el sistema educativo va mutando y transformándose a la par del avance tecnológico.

Acampar y aprender

¿Qué hay debajo del océano?. ¿Cómo vivir en el espacio?. ¿Qué encontrarás en la vida salvaje? ¿Por qué la música hace que nos movamos?  Estas son algunas preguntas que serán respondidas este año durante el campamento virtual de Google que comenzó el 13 de julio y se extenderá por cuatro semanas. Está a disposición de cualquier persona que tenga acceso a internet y en sus presentaciones anteriores contó con más de dos millones de participantes.

El campamento, que cuenta con colaboraciones de la NASA, National Geographic Kids y Family Online Safety Institute, está pensado para niños de 7 a 10 años y cada semana propondrá una temática diferente que contará con actividades y juegos que los niños podrán realizar. A su vez, cada propuesta contará con hangouts de especialistas para entender con mayor facilidad las distintas temáticas.

Por su parte, Telefónica también apuesta a hacer aportes significativos en el mundo de la educación. A través de Speedy, creó Aula 365, un sitio de aprendizaje, entretenimiento y esparcimiento dirigido a los usuarios de Internet, que pone a disposición de sus visitantes una gran cantidad de contenidos diseñados y orientados a cada edad y a cada nivel de formación.

Emprendimiento transmedia

Es de esa plataforma virtual de Speedy que surgió la familia de Los Creadores, el primer formato que combina televisión, un dispositivo móvil (ya sea un celular o una tableta) y la computadora. La serie se co-construye junto a los espectadores, lo que promueve el “hacer” de los chicos, y los invita a adoptar un rol activo antes, durante y después de la emisión de cada capítulo.

Para finalizar (este post, porque el tema es interminable), y en lo que al juego respecta, es importante recordar lo que el investigador estadounidense Walter Bender dijo, durante su presentación en la Aldea Digital en el Zócalo de la Ciudad de México. Según él, la enseñanza a los niños de la programación informática debe ser completamente lúdica, ya que el juego es la mejor y más sencilla manera de acercarse a las computadoras y a las nuevas tecnologías.

Como se ve, las oportunidades para enseñar parecen estar saliéndose de las aulas, o haciéndoles perder a éstas, al menos, el monopolio exclusivo en lo que a educación se refiere. El desafío está lejos de ser zanjado, y seguramente habrá por delante muchísimo debate todavía, pero las iniciativas y la creatividad están ahí, y parecen dispuestos a que dejemos en el olvido, dentro de algún tiempo, al temido y tradicional “saquen una hoja”.

FOTO: @Ministerio_tic distribuida con licencia CC BY – SA 2.0

Publicado por Equipo de Tendencias Digitales el 24 Julio, 2015

Hasta hace poco menos de 100 años, viajar era, de algún modo, aventurarse a lo desconocido y emprender un camino cuyo destino era en gran medida profundamente incierto.

La realidad es que hasta hace relativamente poco el mundo era mayoritariamente una incógnita para el viajero común y no había otra manera de develar el enigma que “estar allí”.

Las cosas, como sabemos, cambiaron bastante y hoy son varios los programas que existen para dar una vuelta por el planeta desde el sillón de tu casa y sin mover más que un dedo. Todo lo que se necesita es una computadora, tableta o smartphone, una conexión a internet y tiempo (porque no es fácil despegarse de las experiencias que te brinda este tipo de tecnología).

El 29 de junio de 2015 cumplió sus primeros 10 años Google Earth , la aplicación que, junto con Google Maps, es una de las más utilizadas en el mundo para recorrer justamente… el mundo. Esta plataforma virtual te permite ver la tierra en su totalidad, pudiendo acercarte a una ciudad específica, recorrerla entera y marcar puntos estratégicos de interés.

Por su cumpleaños, Google lanzó la versión Voyager, que incorpora nuevas herramientas de 3D, actualizaciones de imágenes e integraciones de Street View, que es otro producto del gigante tecnológico que les permite a los usuarios ver lugares a través de imágenes panorámicas de 360º de movimiento horizontal.

Google no es el único

Sin embargo, y pese a su innegable predominio, Google no está solo a la hora de ofrecer propuestas para viajar sin moverte de casa. Recientemente, un chico de 18 años creó un sitio que se alimenta con los datos satelitales del Departamento de Defensa de Estados Unidos. Stuff in Space es la web en la que se puede observar un mapa en tiempo real con todos los objetos que están alrededor del planeta tierra. Se ha vuelto muy popular en los últimos días por su interfaz muy clara con respecto a lo visual. Y permite además saber la procedencia y el origen de esos objetos al posicionarnos sobre la línea de trayectoria.

Por otro lado, Apple también quiere ganar terreno en este tipo de plataformas y para mejorar su servicio de Apple Maps, dispondrá de autos circulando en diferentes ciudades del mundo; en estos recorridos tomarán fotografías panorámicas, aunque mencionaron que, igual que Google, respetarán la privacidad al poner borrosas las caras de las personas y las placas de los vehículos que aparezcan en las fotos.

Bing también está desarrollando su propio servicio de Street View, y ya se ven coches del buscador de Microsoft “mapeando” ciudades… El servidor llamará a este servicio Street Slide, y permitirá visualizar fotos en 360 grados pero también permitirá ver toda la panorámica desde arriba, es decir toda la calle con las fachadas de los edificios.

Como ves, mucho ha cambiado desde los tiempos en que subirse a un barco y cruzar el océano era una aventura atemorizante e incierta. Algunos de nuestros abuelos hubieran dado cualquier cosa por tener un servicio tecnológico como los que disponemos hoy, y poder ver con todo detalle cómo era el lugar adonde iban cuando se disponían, valientemente, a “hacer la América”.

FOTO: @Carolune distribuida con licencia CC BY – SA 2.0

Publicado por Equipo de Tendencias Digitales el 20 Julio, 2015

Podemos escribir una cantidad de inverosímiles caracteres, incluir números o signos de puntuación y combinar minúsculas y mayúsculas, pero el miedo a que una contraseña sea hackeada está en nuestra mente siempre.

Sin embargo, la solución a estos temores viene, una vez más, de la mano de la tecnología (se lo imaginaban, ¿no?) ya que con el avance que ésta ha tenido en el último tiempo, las contraseñas no son lo que eran y también ellas han cambiado, o al menos su metodología.

Empecemos por los emoticones. Sí, esos dibujitos virtuales que expresan cualquier tipo de sensación humana podrían llegar a ser una buena opción para mantener la seguridad de nuestros dispositivos electrónicos. La empresa Intelligent Enviroments está realizando el proyecto y sostiene que la variedad de emoticones ofrece 3.498.308 combinaciones diferentes. Cifra bastante distinta frente a los 7.290 que posee el código alfanumérico de cuatro caracteres tradicional.

El lado biométrico del asunto

La huella digital es otra gran opción que ya está presente en varios dispositivos móviles de hoy en día y cada vez es más utilizada; pero así como un celular nos puede “leer el dedo” también podría detectar una oreja… Y esa es la idea detrás de la aplicación Ergo Android, desarrollada por Descartes Biometrics, que propone autenticar a un usuario al unir los puntos que se trazan cuando éste apoya su oreja sobre el vidrio de la pantalla.

Por otro lado, y teniendo en cuenta que la retina de un ser humano deja de cambiar de forma después de los dos años de vida, ZTE presentó en marzo de este año el celular Grand S3 que se desbloquea con la vista. Con un escáner de retina incorporado en el aparato, la empresa hace uso de la tecnología desarrollada por la compañía EyeVerify, que funciona utilizando una cámara frontal de 8 megapixeles y registra la ubicación y el patrón de las venas del globo ocular para ser utilizado como contraseña.

Más allá del dedo, la oreja y el ojo…

Utilizar una foto instantánea como contraseña es algo con lo que ya cuentan varios aparatos tecnológicos, sobre todo los celulares. Pero la novedad es que una persona podría comprar algo con su tarjeta de crédito y validar dicha transacción con…¡una selfie!

Es verdad, aunque usted no lo crea, diría Ripley. En esto está trabajando la tarjeta de crédito Mastercard, que prosigue la idea de eliminar las contraseñas digitales para darle lugar a la biometría. En este sentido, el sistema, mediante los mecanismos de validación de rostro, demuestra nuestra identidad.

Una aplicación interesante para este tipo de avance tecnológico es FaceCrypt, que obliga a los usuarios a parpadear para demostrar que son humanos y no una simple fotografía; siendo así aún más confiable y seguro.

Una vez más, la tecnología nos demuestra que podemos confiar en ella y que más allá de las facilidades que nos brinda día a día, también está atenta a velar por nuestra seguridad y los datos de cada persona. ¿Quiere seguir leyendo? Apoye su dedo aquí.

Imagen: @Geralt, distribuida con licencia universal CC0 1.0.

Publicado por Equipo de Tendencias Digitales el 17 Julio, 2015

Estamos a las puertas de las vacaciones de invierno, al menos por estas latitudes. Por eso, no sólo hay que agradecerle a la tecnología la ayuda que nos brinda en nuestro día a día laboral, sino también cuando nuestra ajetreada rutina pasa a un segundo plano y el momento de armar las valijas toma el protagonismo.

Y es que, el smartphone se ha convertido en una pieza fundamental, también, a la hora de organizar un viaje.

Desde alquilar departamentos, descargar mapas o conocer las principales virtudes y atractivos de una ciudad, hasta traducir palabras e imágenes, organizar un itinerario y el álbum de fotos, éstas son algunas de las acciones que lleva adelante un smartphone antes, durante y después un viaje.

Que el celu me guíe

Google no podía dejar pasar la oportunidad y, como era esperable, creó varias alternativas para que los viajeros se sientan a gusto en su recorrido por las distintas ciudades.

Por ejemplo, Google Maps es una de las más utilizadas a nivel mundial, con mapas de 220 países y más de 15.000 ciudades. La aplicación cuenta con GPS con voz para guiar mientras una persona conduce, anda en bicicleta o camina.

Y si de viajes se trata no podemos dejar de hablar de Airbnb, la ascendente red social en la que la gente puede conseguir espacios para dormir a un precio (mucho) más bajo que el de un hotel.

Como datos de su éxito, valga decir que para finales de este año la empresa proyecta obtener ingresos por 900 millones de dólares, aunque para 2020 esperan llevar la cifra de facturación a U$S 10.000 millones lo cual, junto con una ronda de financiación que esperan cerrar pronto, llevaría el valor de la compañía en 24.000 millones de esa moneda.

Y si hablamos de reserva de hoteles online, Trivago es una plataforma que permite comparar precios de hoteles buscando en más de 260 sitios web a la vez. Hay que configurar una cuenta, y el sistema permite guardar búsquedas y configurar el país y la moneda en que se quieren efectuar las búsquedas.

El tema de los idiomas es otro de los aspectos clave a la hora de organizar un viaje. Para ello, Translate -también de Google- es un traductor automático gratuito que trabaja con más de 90 idiomas diferentes y también puede traducir conversaciones completas. Pero eso no es todo, su herramienta más novedosa es la posibilidad de traducir imágenes. Se hace una foto con lo que se quiere traducir y la aplicación nos ofrece la versión en nuestra lengua automáticamente.

Si lo que se quiere es recorrer un trayecto y se necesita toda la información posible para llegar desde el punto A hasta B, Rome2rio es la aplicación perfecta, ya que brinda todo tipo de asesoramiento, desde vuelos, autos y trenes, hasta el costo y duración exacta de los taxis del lugar.

Para manejar itinerarios, reservaciones, confirmaciones de hoteles y números de vuelos, la aplicación ideal es Tripit, que lleva la cuenta de todos los arreglos de viaje, almacenando cada correo electrónico de confirmación de servicio de cada cuenta. Por otro lado está Kayak, que además de todo lo que ya mencionamos de Tripit, permite reservar autos.

Pero si hay algo que tenemos en claro es que la tecnología es sabia, por eso CityMaps2Go permite ver su ubicación y encontrar direcciones, compartir restaurantes y atracciones con altas clasificaciones ¡y no es necesario contar con una conexión a Internet para poder utilizarla!

Naturalmente, esta nota no estaría completa sin mencionar a TripAdvisor, la web que se presenta –no sin cierta razón-, como “el sitio de viajes más grande del mundo”, y que ofrece consejos de millones viajeros y una amplia variedad de opciones de viaje y funciones de planificación con enlaces directos a herramientas de reservación.

TripAdvisor cuenta con 340 millones de visitantes únicos mensuales y más de 225 millones de opiniones y comentarios sobre más de 4,9 millones de alojamientos, restaurantes y atracciones.

Una vez más, queda claro que lo mobile está ganando terreno y que se “mete” en cada aspecto de nuestra vida.  ¿Faltará mucho para la teletransportación? Estaremos atentos.

Imagen: @acanyl, distribuida con licencia CC BY – SA 2.0

Publicado por Equipo de Tendencias Digitales el 15 Julio, 2015

¿Alguien recuerda cuando había que tener cuidado con abrir la tapita de la cámara de fotos (analógica) para evitar que el rollo se vele?

¿Y cuando las llevábamos a revelar y debíamos esperar una semana a que estén listas? Parece que estuviéramos hablando del paleolítico, ¿no?

Sin embargo, apenas pasaron un par de décadas. En su momento, las cámaras analógicas fueron la gran innovación… Luego vinieron las cámaras digitales y el mercado de la fotografía cambió para siempre.

Pero la tecnología avanza rápido. Y las cosas no se detuvieron en la “increíble” novedad de prescindir de rollos fotográficos para nuestras máquinas. También en esto, lo mobile ha ganado terreno y las apps destinadas a mejorar la calidad de las fotos que tomás con tu smartphone se han multiplicado por decenas.

Las más conocidas

Si bien es considerada una red social, Instagram es, en realidad, una de las aplicaciones más conocidas a la hora de hablar de fotografías, con más de 300 millones de usuarios en todo el mundo y grupos de fans que se unen e interactúan ciudad por ciudad.

Dinámica y de velocísimo crecimiento, la red que propone capturar y compartir visualmente cada instante de nuestras vidas permitirá a partir de ahora tomar fotografías con mayor resolución y calidad, pasando de los 640 x 640 píxeles a los 1080 x 1080.

Por otro lado, entre las más antiguas, se encuentra Flickr, que pertenece a Yahoo y fue la primera plataforma online en la que los usuarios podían guardar, organizar, etiquetar y editar fotos. Flickr cuenta con más de 100 millones de usuarios activos que valoran el hecho de que las fotografías instantáneas puedan almacenarse, desde sus comienzos, en alta resolución.

Y no podemos obviar, claro está, a Pinterest, una red social donde los usuarios pueden guardar las imágenes que encuentran en la red en los denominados “tableros”, unos espacios temáticos que permiten agrupar contenidos relacionados. Muchos usuarios los emplean para guardar escenas de decoración, paisajes e imágenes interesantes en general.

Instagram no está sola

Más allá de estos referentes masivos, son muchas las aplicaciones que surgieron para reemplazar o emular a las cámaras digitales ,  y para darnos a todos la ilusión de que somos fotógrafos profesionales. Picjoy, por ejemplo, está disponible en el Apple Store, pronto lo estará para dispositivos con Android, y tiene como novedad su algoritmo de etiquetado automático.

Afterlight, por su parte, se caracteriza por ser una aplicación divertida, que permite tomar y editar fotografías con más de 20 filtros y que, además, cuenta con una gran gama de marcos para complementar a las fotos. También se puede aumentar la calidad de las imágenes y adecuarlas al tamaño que se desee.

Vignette , en la misma línea, cuenta con más de 70 filtros y 50 marcos; es una aplicación que incluye zoom, disparador automático y muchas otras características de una cámara digital.

FX Camera tiene como característica principal que, además de tomar fotos y editarlas, permite grabar un mensaje de voz con tan sólo apretar el botón de disparo. También posibilita el hecho de compartir ese mensaje tanto en Facebook como en Twitter.

Por último, dentro de esta apretada y necesariamente incompleta síntesis, PicsArt es popular por la creación de collages y las modificaciones que se pueden hacer ya sea con máscaras, marcos, bordes, etiquetas, efectos de texto e imágenes prediseñadas.

Como vemos, una eternidad parece haber pasado desde aquellas cámaras que muchos conocimos, que sólo funcionaban con rollo, permitían 24 ó 36 disparos como máximo, y obligaban a esperar hasta el sorpresivo “revelado” para saber cómo habíamos salido en las fotos de las vacaciones.

Y, muchas veces, simplemente para descubrir que en ese precioso recuerdo aparecíamos cerrando los ojos, o con una inconveniente torcedura de boca.

Tomar, editar y almacenar imágenes se ha vuelto una actividad central de nuestra cotidianidad, en la que cada vez tenemos más y mejores herramientas para llevar nuestra memoria visual al alcance de la mano y compartirla con quien nos dé la gana. ¡Sonrían!

FOTO: @intelfreepress distribuida con licencia CC BY – SA 2.0

Publicado por Equipo de Tendencias Digitales el 13 Julio, 2015

“Si piensan en un proyecto web, mátenlo y celebren su funeral” dijo en el último encuentro de Red Innova Federico Procaccini, Country Director de Google para la Argentina.

La frase fue dicha en el marco de un pasaje de su exposición donde se refería al drástico crecimiento en el consumo de contenidos desde dispositivos móviles, en detrimento de los accesos desde los de escritorio (PC, laptops).

A pesar de lo drástico que pueda sonar la sentencia, los números le están dando la razón: más de la mitad de las consultas que Google recibe en todo el mundo se hacen a través de dispositivos móviles, según informó Luis Collado, Director en España de Google News y Google Play.

El incontenible avance de lo mobile que reflejan estos números hizo que Google introdujera un cambio drástico en su algoritmo de búsqueda por el cual, desde abril pasado, en los resultados de cualquier búsqueda que uno haga por el buscador primarán las webs del tipo responsive, es decir, optimizadas para ser vistas también desde teléfonos móviles y tabletas.

Con esto, cualquier sitio que no contemple una versión mobile aparecerá en los últimos puestos de la búsqueda, algo que, como bien sabemos, la mayoría de las veces es sinónimo de “desaparecer”.

Ya no importa si la página tarda poco o mucho en cargar, la cuestión que marca ahora el límite entre “ser o no ser”, al menos para Google, es si tu sitio es “mobile friendly” o no.

Siguiendo y confirmando esta tendencia, Blanca Zayas, Directora de Comunicación en España y Brasil de TripAdvisor, señaló recientemente que un 50% de los comentarios que reciben de sus usuarios llegan desde un Smartphone o una tableta. Y esto no es un dato menor, teniendo en cuenta que la página web líder en el mercado de viajes cuenta con 139 comentarios de viajeros por minuto.

Facebook también se hace mobile

Este avance tecnológico no repercutió únicamente en los buscadores, o como te comentamos en uno de nuestros posts anteriores, en las acciones de e-commerce, donde también lo mobile se abre paso a toda velocidad. El avance repercute también en las redes sociales.

En 2013 y 2014, Argentina superó el 90% de penetración en uso de redes sociales desde teléfonos celulares, y se espera que en 2015 el número de personas que interactúa con las redes sociales desde su smartphone supere los 15 millones.

En el caso de Brasil, según un estudio de eMarketer, 64 millones de personas chequearán las redes sociales desde sus celulares, superando así los 53 millones alcanzados en 2014.

Siguiendo con el estudio, en México, Brasil y Argentina la cifra de usuarios móviles que ingresan a Facebook alcanza el 90%. Y completa la información diciendo que “debido a la magnitud de su población, Brasil será el país con mayor número de usuarios totales en Facebook desde celulares, con 57,9 millones de personas, seguido por México con 30,9 millones y Argentina con 14,1 millones“.

¿Sorprendido? Seguramente no, ya que hace tiempo que venimos hablando del crecimiento profundo y marcado de las tecnologías mobile. Sin embargo, estos números y decisiones como la de Google hacen pensar que, efectivamente, en el mundo que viene (o que ya vino), serás mobile … o no serás nada.

Foto: @Japanexperterna.se , distribuida con licencia CC BY – SA 2.0

Publicado por Equipo de Tendencias Digitales el 8 Julio, 2015

Uno de los grandes cambios que se produjeron durante los últimos años  gracias al avance y desarrollo de la tecnología es el hecho de poder comprar (lo que sea) a través de Internet.

A veces temido, a veces subestimado y a veces atacado, el e-commerce sigue pese a todo en expansión, y más allá de algunos rubros que han volcado decidida y mayoritariamente sus operaciones a este terreno (pensemos, por ejemplo, en el turismo y las ventas de pasajes de avión), siguen apareciendo constantemente nuevos actores.

Algunos de ellos pueden parecer impensados, como podría ser en el caso de las marcas de lujo en China, o el notable crecimiento del e-commerce en América latina.

En expansión

El crecimiento del mercado e-commerce se está haciendo notar en varios países de América Latina.

Se estima que durante este año las ventas digitales crecerán un %24,2 en la región, y que para 2018 la industria espera registrar ventas por casi 141.000 millones de dólares.

Dentro de la región, México es uno de los países con mayor desarrollo, con una facturación en 2014 de unos 162.100 millones de pesos (lo que equivale a unos 9.200 millones de euros).

“Esta industria ha registrado tasas de doble dígito durante los últimos cinco años. Podemos decir que son pocas las industrias que crecen en este ritmo” dijo Eric Pérez-Grovas, presidente de la Asociación Mexicana de Venta Online, durante la presentación del estudio de Comercio Electrónico en México 2015.

En Perú, por su parte, cada vez más empresas centran sus negocios en las operaciones online. Marian Muñoz, especialista en soluciones móviles para Google Hispanoamérica, señaló en este sentido que la sociedad hispana ya no se conecta a Internet sino que vive en Internet, y destacó el éxito comercial del Cyber Monday, como ejemplo.

Naturalmente, hay que anotar que este crecimiento se debe a un cambio de hábito de los consumidores: sin duda comienza a verse la medida en que influyen en eso tanto el aumento del uso de dispositivos móviles como una mayor confianza a la hora de realizar transacciones de dinero por medio de Internet.

China no se queda atrás

Tal es el crecimiento, las ventajas y la aceptación mundial del comercio online que hasta China permitirá a empresas extranjeras de e-commerce trabajar en su región.

Esto  “apoya el desarrollo del comercio electrónico en nuestro país, fomenta y trae una activa participación de la inversión extranjera, haciendo la competencia en el mercado más interesante” dijeron desde el Ministerio de Industria y Tecnología de la información.

E-commerce, un lujo…

Según un informe de Global Powers of Luxury Goods, realizado por Deloitte, las marcas de lujo deben fortalecer sus canales digitales de comercialización para continuar siendo competitivas. Rafael López, director de BrandStrat, señaló que aunque las tiendas comerciales deben continuar, porque dan visibilidad, “tener tiendas propias, y más si son de lujo, es muy costoso. En la medida que ese valor crezca se verán más ofertas virtuales cercanas a la realidad”.

Luca Solca, Director de Investigación de bienes de lujo de Exane, aseguró que las ventas digitales de mercadería de lujo representan, hoy, una cuarta parte de los ingresos del sector. Y agregó que en 2020 las ventas a través de Internet de las marcas de lujo representarán nada menos que el %50 del total.

¿Estaremos ante el fin de los shoppings y las tiendas comerciales? Seguramente no. Más probable será que se ensanche el ecosistema, y que los canales comerciales convivan en relativa armonía en casi todos los rubros.

Eso sí, deberán hacer cada vez más lugar para el (no tan) nuevo chico “rico” del vecindario, quien parece decidido a hacerse valer  y a dar batalla por ocupar las primeras filas del ranking de ventas.

Imagen: @Melenita, distribuida con licencia CC BY 2.0.

Publicado por Equipo de Tendencias Digitales el 7 Julio, 2015

El (hoy) simple acto de escuchar música y de deleitar nuestros oídos con las producciones de los mejores compositores tiene en el mundo una larga historia que parece inaugurar nuevos capítulos todos los días.

El gran motor de cambio es, como no podría ser de otra manera, la tecnología. Y con ella y con las posibilidades que ofrece, llegan otras cosas, tales como los debates acerca de la legalidad o ilegalidad de compartir la música con otros, la necesidad o no de mantener álbumes, las conveniencias o inconveniencias de “vender” canciones separadas, y un largo listado de etcéteras.

Varios recordarán el revolucionario walkman, con el que se podía oír música en la calle o en cualquier lugar. Sólo hacían falta unas pilas cargadas y un casette del artista que queríamos escuchar. Luego vino el discman, que fue producto de un cambio tecnológico importante: el traspaso del casette al CD.

Aunque para muchos estos dispositivos fueron los primeros, antes que ellos hubo aparatos “prehistóricos”, como el  tocadiscos o el ochentoso radiograbador que muchos solían llevar al hombro por la calle, a pesar de que no era muy chiquito que digamos, y cualquiera podía oír nuestras canciones favoritas a un volumen, muchas veces un tanto molesto…

De lo ilegal a lo legal

Naturalmente, la tecnología siguió avanzando, y así surgió el mp3, el iPod y las plataformas digitales para descargar música que nos permiten hoy descargar varias canciones de cualquier artista en un pequeño dispositivo .

Pero con este avance digital se produjo otro fenómeno: la música en sí misma se separó de su soporte físico, hecho que tendría -y sigue teniendo- un impacto poderosísimo en la industria musical.

El formato digital, más la existencia de Internet y su posibilidad de interconexión a nivel mundial entre computadoras (vamos: personas, después de todo) generó aquello que desde el punto de vista jurídico estaba (y sigue estando) viciado de ilegalidad: el intercambio de música sin pagar copyright.

Eran aquellos tiempos “dorados” del intercambio de archivos digitales con la modalidad conocida como P2P (por “peer to peer“, o “usuario a usuario”).

Y hubo plataformas, con la ya mítica Napster a la cabeza, que nos posibilitaban armarnos playlists con cientos (o miles) de temas y bandas de nuestro agrado (o películas, hay que decirlo).

A ella se sumarían, con suerte diversa pero igualmente cuestionada (por las grandes discográficas y sus reclamos legales) eMule, Ares, BitTorrent, uTorrent o Vuze (conocido primero como Azureus), por citar los más conocidos.

Pero claro: la realidad del intercambio libre de música y películas fue desde los inicios que esa práctica vulneraba derechos de autor. Y tanto discográficas como distribuidoras, productoras y estudios cinematográficos comenzaron a cuestionar en los tribunales lo que, en los hechos, la tecnología posibilitaba.

Se comenzó a poner (literalmente) en tela de juicio la cuestión de la legalidad de estas descargas; la cuestión de su ilegalidad fue tomando forma. Se habló mucho de piratería y fue así -por ejemplo- como hace poco Grooveshark tuvo que decir adiós a sus más de 35 millones de usuarios al perder una batalla con las grandes empresas discográficas.

Pero la descarga de música a través de Internet se volvió masiva y las principales empresas de tecnología vieron una oportunidad. Así nació el concepto de “servicio de música por streaming“, que permite que un usuario de Internet pueda escuchar online o descargar cualquier tipo de música, sin límite alguno y de forma legal, abonando una cuota por mes, cuyo monto, nobleza obliga, suele ser muy económico.

Yo quiero tener 1 millón de temas…

Pasaron los años, y finalmente Napster, tras su cierre por el cuestionamiento legal a que fue sometido, volvió en 2013 gracias a Telefónica, que ofrece un paquete para abonar directamente con la factura de Speedy y permite al usuario descargar y escuchar música por tiempo ilimitado y con un costo fijo, en base a un catálogo con más 25 millones de canciones.

Y, por supuesto, surgieron varias alternativas de servicios pagos (o mixtos) de música. Entre las mixtas, quizás la más conocida sea Spotify. Su versión free no permite buscar temas específicos para escuchar (sólo bandas o artistas, y obligatoriamente hay que escuchar la playlist que el sistema arroja tras la búsqueda) y obliga, cada equis cantidad de minutos, a escuchar publicidad.

Spotify está disponible para cualquier sistema operativo, y permite a cada usuario armar sus propias listas de reproducción, conectarse con otros usuarios y compartir listas de reproducción, entre otras varias facilidades.

Google Play Music es otra alternativa en lo que a música por streaming se refiere. Con el pago de 9,99 euros por mes se puede acceder a un catálogo musical con más de 30 millones de canciones, y además sugiere música dependiendo de las preferencias de usuario.

El 30 de junio último, por otra parte, y después de mucha espera, llegó Apple Music, que durante los primeros tres meses será gratuito para que los usuarios puedan probar el servicio. Cuenta con un catálogo de más de 30 millones de canciones y busca convertirse en una radio digital de calidad.

¿Serán éstas las últimas palabras de la apasionante novela en la que música y tecnología se encuentran? Seguramente no. Y estaremos atentos. Mientras tanto, a ponerse los headphones y a escuchar melodías para todos los gustos.

Eso sí, de manera legal y responsable.

Imagen: @OpenClipartVectors, distribuida con licencia CC0 1.0.

Publicado por Equipo de Tendencias Digitales el 6 Julio, 2015

Imaginemos que un día nos despertamos con una gran idea.

Tenemos el concepto, tenemos los planes, tenemos los aliados y tenemos los conocimientos necesarios para llevarla a cabo. Lo único que no tenemos es… el capital inicial. ¡Menudo escollo! ¿Te pasó o le pasó a alguien que conocés?

Pues bien: si empieza a tornarse difícil la tarea de conseguir un “investor angel” para que impulse tu emprendimiento, podés pensar en un “plan B”.

¿Sabías que existe un mecanismo de financiación que no pasa por pedir dinero a bancos, ni a familiares ni a inversores? Se trata de las plataformas virtuales de financiamiento colectivo.

Si bien el término surgió por primera vez allá por 1885 para la instalación de la Estatua de la Libertad en Estados Unidos, hoy  en día, y gracias a la tecnología, el crowdfunding, (una definición de Wikipedia, aquí) gana cada vez más adeptos, y su objetivo es generar redes a través de Internet entre personas que crean un proyecto e individuos que aportan dinero para financiarlo.

En efecto, la tecnología en general, e Internet en particular, supusieron un ámbito particularmente propicio que posibilitó algo si se quiere esencial para este tipo de mecanismo de financiación: la interconexión de personas.

Todo proyecto que busca financiación mediante el crowdfunding necesita siquiera estos elementos: comunicar la idea o proyecto por financiar; que los interesados se contacten con su autor para (eventualmente) obtener más detalles; y un modo de hacer llegar el dinero que posibilitará la realización de ese proyecto.

Todo eso lo posibilitan Internet y las plataformas de crowdfunding que utilizan la red de redes para que lo dicho recién sea una realidad.

Y todo esto, claro, a pesar de que algunas de las ideas que se presentan para obtener financiamiento puedan parecer (o ser) francamente desopilantes…

¿Qué plataformas existen?

Existen varias plataformas de crowdfunding y cada vez son más; algunas son más conocidas que otras: Kickstarter es una de las más populares del mundo, de donde salieron los relojes inteligentes Pebble y las gafas de realidad virtual Oculus Rift. Por otro lado, Indiegogo es otra plataforma conocida mundialmente y que se diferencia de la primera dado que permite a los creadores obtener todo el dinero recaudado pese a no haber completado su objetivo.

Ulule consiguió el financiamiento por más de 9.000 proyectos y es una de las plataformas líderes en Europa. Lo mismo pasa con Ideame, una plataforma líder en América Latina, que consiguió financiar proyectos como un Barco Solar y el retorno del grupo humorístico CUALCA.

Me quiero comprar un burrito

El proyecto a financiar puede tener fines culturales, artísticos, sociales, políticos o científicos. En este blog ya hemos hablado sobre BlueSmart, la valija inteligente que pudo salir al mercado gracias al financiamiento de miles de personas y que le permitió recaudar la friolera de dos millones de dólares.

Pero también hay ideas que pueden sonar menos sensatas (aunque no menos exitosas), como fue el caso de Kurt Braunohler, un californiano que quería dejar todos los días un mensaje gracioso en el cielo, como por ejemplo “¿cómo se aterriza?” o “Nuber 4ever”. Y, tras recaudar 6.820 dólares, contrató una avioneta para llenar la bóveda celeste de frases de humor.

También está el caso de Noboru Bitoy, que pidió ocho dólares para poder comprarse un burrito y como recompensa a quienes aportaran dinero les prometió comentar qué tan bueno estaba el alimento. Bitoy recaudó 1.050 dólares. Y, obviamente, le alcanzó para comprar varios burritos. Concretamente, 130.

Otra idea bastante original fue el “Pi Pie Pan”, un molde para hacer tartas con forma de Pi, que recaudó 17.500 dólares… Y ni hablar de MarsPolar, un proyecto que busca recaudar 100.000 dólares para colonizar Marte (sí, el planeta) en 2029.

Claramente, hubiera sido difícil convencer a los grandes grupos de inversión de financiar este tipo de proyectos y muchos de los “emprendedores” no hubieran superado los primeros dos minutos de la reunión. Sin embargo, gracias al crowdfunding allí están los proyectos y allí la gente común, dispuesta a financiarlos.

El mundo del crowdfunding continúa creciendo y, como vimos, no hay límites para la creatividad a la hora de proponer una idea y buscar ayuda para financiarla.

¿Tenes una idea? Ánimo, quizás puedas llevarla adelante con una pequeña ayudita de cientos o miles de desconocidos amigos.

Imagen: @Rocío Lara, distribuida con licencia CC BY-SA 2.0.

Acerca de
Tendencias Digitales es el primer blog corporativo de Telefónica de Argentina. Desde 2007 analizando tecnología, empresa y sociedad en la era de los medios sociales
Calendario
Julio 2015
L M X J V S D
« Jun    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
Categorías